Martes, 17.09.2019 - 22:11 h
Hammond dice no a Johnson

El 'mago' de las finanzas británicas no estará en el Gobierno del Brexit duro

El favorito para el liderazgo del partido conservador, Boris Johnson ha asegurado que se negaría a pagar la 'factura' del divorcio con la UE

British Foreign Minister Philip Hammond holds his
El 'mago' de las finanzas británicas no estará en el Gobierno del Brexit duro

El ministro de Finanzas de Reino Unido, Philip Hammond, ha respondido con firmeza a la sugerencia de Boris Johnson, el favorito para la sucesión de Theresa May quien ha apuntado la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, si logra alcanzar el liderazgo del partido conservador. Ante esta posibilidad, Hammond ha aclarado que no servirá a ningún primer ministro que no cumpla sus compromisos con el bloque comunitario.

En su primer vídeo de campaña, Johnson ya anunció que va a trabajará para sacar a Reino Unido de la UE "con o sin acuerdo" si finalmente es elegido como líder del Partido Conservador. Hammond se ha mostrado rotundo a su llegada a la reunión de titulares de Finanzas de los Veintiocho y ha admitido que será "incapaz de servir en un gobierno que tiene en su política abandonar la Unión Europea sin un acuerdo".

El ministro británico ha recordado que Reino Unido "es un país que siempre cumple con sus obligaciones" y ha señalado que una parte de la factura del divorcio, que Londres se comprometió a pagar durante las negociaciones, forma parte de las implicaciones adquiridas en el marco del presupuesto plurianual vigente de la UE, que se extiende hasta 2020. Y ha lanzado un alegato en favor de la responsabilidad política: "No recomendaría a ninguno de mis colegas que amenacen con negar los pagos que son parte de las obligaciones actuales que tiene Reino Unido".

Las palabras de Hammond suenan en mitad de la carrera por el relevo de Theresa May, una pugna en la que Boris Johnson, exministro de Exteriores, se ha convertido en el principal candidato para asumir el liderazgo de los conservadores británicos. Johnson ha asegurado que se negaría a pagar los 44.000 millones de euros que Londres y Bruselas acordaron como 'factura' del divorcio, si la UE no ofrece "mejores condiciones". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios