Miércoles, 20.02.2019 - 19:36 h
Habrían entorpecido la campaña de Hillary Clinton

Mueller resucita el 'Rusiagate': imputa a trece rusos por favorecer a Donald Trump

El fiscal especial describe una conspiración arrolladora, multimillonaria y de varios años de duración por parte de cientos de ciudadanos rusos.

El fiscal especial que investiga la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones de 2016 a la Casa Blanca, Robert Mueller (EFE)
El fiscal especial que investiga la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones de 2016 a la Casa Blanca, Robert Mueller (EFE)

El fiscal especial de Estados Unidos Robert Mueller divulgó la imputación formal contra 13 ciudadanos rusos y tres entidades rusas, a los que acusa una campaña generalizada y coordinada para influir a favor de Donald Trump (y en contra de Hillary Clinton) en las elecciones presidenciales.

Tres de los acusados también son sospechosos de conspiración para cometer fraude bancario y mediático y otros cinco están acusados de robo agravado de identidad.

En la acusación formal difundida en Washington el viernes, Mueller describe una conspiración arrolladora, multimillonaria y de varios años de duración por parte de cientos de ciudadanos rusos, destinada a criticar a Hillary Clinton y apoyar las candidaturas del senador Bernie Sanders y de Trump. 

La Agencia de Investigación de Internet (ARI, por sus siglas en inglés), una organización rusa, y los acusados habrían ​​comenzado a trabajar en 2014 para interferir en las elecciones, según la acusación.

Para ello utilizaron personajes falsos y redes sociales mientras también organizaban mítines políticos y se comunicaban con "personas involuntarias" asociadas con la campaña de Trump, señala el documento.

Los documentos apuntan a una conspiración más amplia más allá de las páginas de la acusación, diciendo que el gran jurado ha escuchado sobre otras personas con quienes los rusos conspiraron supuestamente en sus esfuerzos por debilitar la candidatura de Clinton.

Desde  la oficina de Mueller se ha manifestado que ninguno de los acusados ​​se encuentra bajo custodia judicial.

Trump se justifica

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha considerado que las imputaciones dictadas contra 13 ciudadanos rusos por las supuestas injerencias en las elecciones de 2016 demuestran que su equipo no conspiró con el Gobierno de Rusia.

"Rusia comenzó su campaña contra Estados Unidos en 2014, mucho antes de que anunciase que me presentaría para ser presidente", ha publicado Trump en Twitter, poco después de que la Fiscalía norteamericana confirmase las imputaciones.

El presidente ha subrayado que "los resultados de las elecciones no se vieron afectados" por la posible injerencia y "la campaña de Trump no hizo nada malo". "No hubo conspiración", ha añadido en su mensaje.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios