En la guardería

Muere una niña de dos años después de atragantarse con un trozo de salchicha

El trágico suceso, ocurrido en Inglaterra, ha llevado a los familiares de la pequeña a pedir firmas para que retiren este alimento del menú de los centros. 

Unas salchichas provocaron un atragantamiento mortal en una guardería.
Unas salchichas provocaron un atragantamiento mortal en una guardería.
Canva.

La pequeña Sadie de dos años ha fallecido en Inglaterra después de atragantarse en la guardería con un trozo de salchicha. Durante dos días estuvo ingresada en cuidados intensivos, pero no logró recuperarse. Ahora los amigos de la familia tratan de consolar a los padres y han lanzado una petición para que se prohíba este alimento así como las uvas en los centros por su "forma y piel, que las hacen más difícil de masticar". 

En una iniciativa en Change.org aseguran que "somos conscientes de que ocurren accidentes pero también se pueden tomar medidas para evitar que ocurran". Detallan, según recoge el diario Metro, que la salchicha es un alimento "más difícil de masticar para los niños pequeños" y creen que "las uvas estarían en la misma categoría". Por ello piden que se aparten de los menús en las guarderías "para que ninguna otra familia tenga que pasar por el sufrimiento y la angustia como los padres de la pequeña Sadie". 

Su caso recuerda al de otros pequeños, como la niña chilena de tres años que murió ahogada comiendo también salchichas en una reunión familiar. En España el año pasado fallecía un niño de 8 años al atragantarse mientras comía un perrito caliente en las fiestas de San Juan Bautista de Telde (Gran Canaria), a las que había acudido acompañado por sus padres y familiares.

Tras la nueva trágica muerte de la pequeña británica, que tuvo lugar el pasado sábado, los familiares han creado una página para recaudar fondos en la que dan las gracias a todos los médicos que desde que llegó su hija al hospital desde la guardería estuvieron cuidándola "a ella y nosotros". Relatan que "estamos muy orgullosos de decirles que pudo ayudar a otros donando órganos vitales para continuar y salvar vidas". 

Ante un atragantamiento lo primero que hay que hacer es colocarse detrás de la víctima y presionarle el abdomen . La mano derecha se debe poner en forma de puño en el espacio que hay entre el ombligo y el esternón, y con la izquierda encima, se presionará al menos cinco veces en el abdomen. La maniobra se repite hasta que se  expulse el alimento. En el caso de los bebés, se deberá poner boca abajo de espaldas a la persona. Con la mano izquierda se sujetarán la cabeza y los hombros mientras que con la derecha se le dan cinco palmadas rápidas en los omóplatos. Si el bebé no reacciona, se deberá poner boca arriba y se aplicarán cinco presiones rápidas en el abdomen, a dos centímetros del final del esternón. Hay que llamar rápidamente a los servicios de emergencia si el bebé no reacciona. 

Mostrar comentarios