Martes, 21.11.2017 - 16:52 h

Los negocios de Ivanka crecen al mismo ritmo que su influencia en la Presidencia

China abrió su mercado a las marcas de Ivanka el mismo día en que la hija de Trump cenaba con Xi Jinping. a compañía en cuestión es Ivanka Trump Mark LCC, valorada en más de 50 millones dólares.

Ivanka renunció a liderar su compañía para asesorar a su padre. Así funciona el clan de los Trump: Ivanka y su marido Jared Kusher, el poder en la sombra.

Los negocios de Ivanka crecen al mismo ritmo que su influencia en la Presidencia

Desde que los Trump llegaron a la Casa Blanca, la línea que separa los negocios de la familia de su actividad política es cada vez más fina. La última señalada por sus negocios es la hija mayor del presidente, Ivanka Trump. Convertida en asesora de su padre, actividad por la que no recibe salario, su peso en la administración y contactos con los mandatarios extranjeros no deja de crecer, casi al mismo ritmo que lo hace su empresa de moda y complementos.

La compañía en cuestión es Ivanka Trump Mark LCC, valorada en más de 50 millones dólares, según los datos financieros remitidos por su marido, Jared Kushner, tras ser nombrado asesor del presidente, recogidos por The New York Times.

La última polémica está relacionada con la visita del presidente chino Xi Jinping a EEUU y el radical cambio de postura del presidente respecto a China, país al que ya no acusa manipular divisas y al que ofreció una calurosa bienvenida a principio de este mes. El día 6 de abril, la Oficina de Marcas Registradas de China hizo públicos los anuncios relativos a las solicitudes de empresas chinas y extranjeras para proteger sus marcas en el mercado del gigante asiático.

Según Asocciated Press, ese mismo día, Ivanka y su marido se encontraba juntos con Xi Jinping y su mujer Peng Liyuan cenando en el lujoso restaurante Mar-a-Lago de Florida. No solamente compartieron mesa, el dirigente chino fue testigo de la interpretación de la hija de Ivanka, Arabella, de una canción en mandarín.

La aprobación de estas licencias, que son claves para evitar que los competidores chinos puedan ser penalizados si falsifican productos, fue llamativamente rápida. El gobierno chino suele tardar entre 12 y 18 meses en aprobar este registro, aunque puede durar más en caso de objeciones, según un documento del ICEX. Las solicitudes se habían presentado el 17 de mayo del año pasado, según datos de El País, que ha tenido acceso al certificado, es decir, antes de que Ivanka fuera asesora de su padre.Los abogados de Bush y Obama protestan

Usar el prestigio de la Administración como plataforma para construir una marca no es delito, apunta Associated Press, pero la legislación federal sí prohíbe a los funcionarios participar en asuntos del gobierno que puedan afectar a sus intereses financieros. Por su parte, la abogada de Ivanka Trump, Jamie Gorelick, explicó que la hija del presidente “no ha participado en las solicitudes de marca presentadas por su empresa” ante el Gobierno chino desde que renunció a la dirección de la compañía hace unos meses.

No obstante, la sombra de la duda se extiende sobre los negocios de la hija de presidente. Entre las voces que han criticado los negocios de Ivanka están los abogados que trabajaron que los expresidentes George Bush y Barack Obama, que reclamaron a Ivanka que deje solicitar marcas mientras está asesorando a su padre.Sus ingresos crecieron un 21% en el último año

La compañía Panjiva, que analiza los envíos comerciales que se importa y exportan, detectó un envío de 3,4 toneladas de bolsos, monederos y blusas de la marca Ivanka Trump, procedentes de Hong Kong y Shanghai esa misma semana. Y las importaciones de Estados Unidos de su mercancía han crecido un 40% en el primer trimestre de este año, según datos de la compañía.

Desde que su padre ganó las elecciones, la empresa que dirigía Ivanka ha solicitado al menos el registro de nueve marcas en países como Filipinas, Puerto Rico, Canadá y EEUU. Globalmente, su firma suma casi 180 licencias. Los ingresos de la marca en conjunto se incrementaron un 21% en el último año, hasta los 17, 9 millones de dólares según Abigail Klem, quien asumió la dirección de la compañía en marzo de este año.

Además, la venta de sus productos a través de la plataforma de venta online Lyst aumentaron coincidiendo con fechas señaladas en la Presidencia de su padre. En noviembre, cuando Donald Trump fue elegido como 45º presidente de EEUU, aumentaron un 46%, respecto a noviembre de 2015. Y, en el mes de febrero, cuando se llamó al boicot de sus productos y la asesora de su padre Kellynane Conway apareció en la Fox pidiendo que los comprasen, sus ventas crecieron un 771%, respecto a febrero de 2016. El viento sopla a favor en los personal y en lo comercial para la mayor de los hijos de Trump.

Ahora en portada

Comentarios