Netanyahu anuncia diez meses de suspensión en la construcción en Cisjordania

  • Jerusalén.- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció hoy una moratoria de diez meses en la construcción en las colonias judías de Cisjordania, una medida que no satisface las exigencias palestinas para reanudar la negociación.

Netanyahu anuncia diez meses de moratoria en la construcción en las colonias
Netanyahu anuncia diez meses de moratoria en la construcción en las colonias

Jerusalén.- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció hoy una moratoria de diez meses en la construcción en las colonias judías de Cisjordania, una medida que no satisface las exigencias palestinas para reanudar la negociación.

"Espero que esta decisión ayude a lanzar negociaciones significativas para alcanzar un acuerdo de paz histórico que finalmente ponga fin al conflicto entre Israel y los palestinos", afirmó Netanyahu en una rueda de prensa en Jerusalén.

El anuncio se produce después de que el gabinete de seguridad -que engloba al consejo de ministros y responsables de diferentes organismos de seguridad- aprobara casi por unanimidad la propuesta de la moratoria, que sin embargo, no incluye Jerusalén Este ni la suspensión de la construcción de edificios públicos en las colonias.

Once ministros de la coalición de Gobierno votaron a favor, dos, pertenecientes al partido religioso sefardí Shas se abstuvieron, mientras que el responsable de Infraestructuras, Uzi Landau, del partido ultra-derechista Israel Beitenu, fue el único ministro en rechazar la propuesta.

Netanyahu ha tratado de colocar la pelota en el tejado de los palestinos y el mundo árabe al afirmar, "nos han dicho varios de nuestros amigos que una vez que Israel adopte el primer paso importante hacia la paz, los palestinos y los estados árabes responderán".

Los palestinos exigen a Israel que suspenda completamente la edificación en las colonias de Cisjordania y Jerusalén Este para retomar el proceso de diálogo, paralizado desde principios de año.

Sobre Jerusalén, Netanyahu no dejó lugar a dudas: "Mi posición es clara: No habrá límites en la construcción en nuestra capital".

La moratoria no incluye la parte oriental de la ciudad, donde los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro Estado, que es considerada por Israel un asunto diferenciado y fundamental del conflicto, a tratar en las conversaciones para el estatuto definitivo de paz.

Y dijo que "la pregunta no es si Israel aceptará un Estado palestino sino si ellos (los palestinos) aceptarán un Estado del pueblo judío".

La decisión aprobada hoy no es una iniciativa nueva; el jefe del Gobierno israelí había anunciado hace varios días sus intenciones de declarar la paralización de la construcción en las colonias en el territorio cisjordano durante un plazo de diez meses.

De hecho, EEUU había pedido a Israel una moratoria de 24 meses en la construcción en las colonias, que incluyera también Jerusalén Este, según reveló el Canal 1 de la televisión israelí.

Israel comenzó a construir asentamientos judíos en Cisjordania tras ocupar ese territorio en la Guerra de los Seis Días (1967). Hoy residen allí más de un cuarto de millón de israelíes.

El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, dijo hoy que la paralización en las colonias es inaceptable en tanto que no incluya a Jerusalén.

"¿Qué es lo que ha cambiado para que algo que no era aceptable hace una semana o diez días lo sea ahora? (...) La exclusión de Jerusalén supone un serio problema para nosotros", declaró Fayad a los medios.

En el mismo sentido se expresó Nabil Abú Rudaina, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abás, quien reprobó la decisión adoptada por el Gobierno israelí y advirtió de que "sin una total paralización en la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Este no habrá una reanudación de las negociaciones de paz".

Por su parte, los líderes de los colonos judíos y diputados de extrema derecha ya consideran la medida adoptada hoy una "bofetada" y "traición" al Estado de Israel.

"Ha llegado el momento de luchar contra Netanyahu de la misma manera que luchamos contra Rabin, Olmert, Sharón y Barak", manifestó el dirigente de extrema-derecha Itamar Ben-Gvir, al referirse a anteriores primeros ministros que o bien, negociaron con los palestinos, o desmantelaron colonias judías.

Mostrar comentarios