Netanyahu habla de guerra por Jerusalén y su jefe de inteligencia exculpa a Abbas

    • El primer ministro israelí ha ordenado la demolición de las viviendas de los dos "terroristas" palestinos.
    • El primer ministro ha dicho que el ataque es resultado de las "difamaciones sangrantes" vertidas en las últimas semanas por la Autoridad Palestina de Mahmud Abbas y Hamas.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dijo que los ciudadanos de su país están en "un combate por Jerusalén, nuestra capital eterna", y pidió al mundo que condene sin paliativos la "salvaje instigación palestina".

"Hay quien nos quiere echar de nuestro país y de nuestra capital, no lo van a conseguir. Estamos en un combate por Jerusalén, nuestra capital eterna", declaró Netanyahu en una rueda de prensa en sus oficinas de esta ciudad.

El jefe del Ejecutivo israelí añadió que "la defensa de Jerusalén es la defensa de la seguridad de los ciudadanos de Israel" y subrayó que éstos demandan en la actualidad "la unidad nacional".

Israel considera Jerusalén su capital "eterna e indivisible", pese a que la comunidad internacional no la reconoce como tal, al estar su parte oriental bajo ocupación desde 1967.Los palestinos reclaman ese territorio como capital de su Estado

Tras describir el atentado perpetrado por dos palestinos de una aldea de Jerusalén Este en una sinagoga con el resultado de cuatro rabinos fallecidos y ocho heridos, Netanyahu pidió a la comunidad internacional una condena sin paliativos ante este tipo de crímenes.

Recalcó que el acto de atacar a devotos judíos vestidos con sus taledos (mantos de oración) en una sinagoga es igual de atroz al que ocurriría en una iglesia cristiana o una mezquita musulmana.

"Hamás, el Movimiento Islámico (israelí) y la Autoridad Palestina instigan sin cesar contra el Estado de Israel y los judíos y aseguran que queremos destruir el Monte del Templo (Explanada de las Mezquitas) y modificar el statu quo. Eso es una mentira", resaltó.

Aseguró que la autopsia realizada al conductor palestino de un autobús que apareció colgado el domingo "dejó claro que se trató de un suicidio, pero (los palestinos) lo convirtieron en un asesinato por judíos y eso es instigación", criticó Netanyahu, antes de señalar que esos rumores conducen a sucesos como el ocurrido hoy.

Al respecto, calificó de "escandalosas" las muestras de alegría de hoy en Belén o en Gaza, donde se repartieron dulces y se alabó el atentado de la sinagoga.

Pero, agregó, el ataque fue condenado por el presidente palestino, Mahmud Abás, y "está bien que así lo haga".

No obstante, durante su comparecencia indicó que, desde el asesinato de tres jóvenes judíos a principios de julio, el dirigente no había condenado un suceso violento cometido contra israelíes.Ordena demoler las viviendas de los dos atacantes

Benjamin Netanyahu, ha ordenado la demolición de las viviendas de los dos "terroristas" palestinos. La oficina de Netanyahu ha informado de las inminentes demoliciones tras una reunión del primer ministro con su equipo de seguridad. El Gobierno israelí había incluido estas represalias dentro de sus nuevas directrices de castigo contra el terrorismo.

Tras el ataque, Netanyahu prometió que su Gobierno respondería "con mano de hierro" al "cruel asesinato de judíos que acudían a rezar" y criticó la supuesta incitación de la violencia emprendida por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

En el último mes, cinco israelíes --sin contar a los fallecidos de este martes-- y un extranjero han muerto víctimas de ataques de palestinos. En respuesta, las fuerzas de seguridad israelíes han matado a una decena de palestinos, incluidos los supuestos autores de esos ataques.

El Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), uno de los grupos armados palestinos, ha reivindicado la autoría del ataque. "Declaramos la plena responsabilidad del FPLP en la ejecución de esta heroica operación realizada por nuestros héroes esta mañana en Jerusalén", ha afirmado Hani Thawbta, uno de sus líderes en la Franja de Gaza.

Los medios palestinos han identificado a los asaltantes como Ghassan y Udai Abu Jamal, primos del distrito de Jabal Mukaber, en Jerusalén.Atribuye el ataque a las difamaciones sangrientas de los palestinos

El primer ministro ha dicho que el ataque es resultado de las "difamaciones sangrantes" vertidas en las últimas semanas por la Autoridad Palestina de Mahmud Abbas y por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

En rueda de prensa, Netanyahu ha advertido de que tanto Hamás como Al Fatá están diciendo "mentiras" como que Israel "quiere destruir lugares sagrados" de la Explanada de las Mezquitas. Para Netanyahu, ésta y otras acusaciones son "difamaciones sangrantes" que alimentan un sentimiento de odio contra los judíos.El jefe de inteligencia israelí cree que Abbas no está interesado en terrorismo

El jefe del servicio de inteligencia interior israelí, Yoram Cohen, aseguró en contra de varias voces en el Gobierno, que el presidente palestino, Mahmud Abás, no está interesado en promover el terrorismo tras el ataque perpetrado en una sinagoga de Jerusalén.

"Abás no está interesado en el terrorismo. Ni siquiera bajo la mesa, aunque así se interpreten sus declaraciones por parte de algunos sectores", dijo Cohen en un encuentro en la Comisión parlamentaria de Defensa y Exteriores, citado por medios locales.

En un comunicado difundido a través de la agencia de noticias local Wafa, la presidencia palestina insistió en su compromiso con la solución de los dos Estados y las medidas acordadas en Ammán en las últimas semanas para restablecer la calma en Jerusalén.

Mostrar comentarios