Nishikori atropella a Djokovic y pone a Japón en primera final de Grand Slam

  • Kei Nishikori se consagró en la pista central Arthur Ashe Stadium al convertirse en el primer japonés que llega a una final de Grand Slam tras eliminar por 6-4, 1-6, 7-6 (5) y 6-3 al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic.

Nueva York, 6 sep.- Kei Nishikori se consagró en la pista central Arthur Ashe Stadium al convertirse en el primer japonés que llega a una final de Grand Slam tras eliminar por 6-4, 1-6, 7-6 (5) y 6-3 al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic.

Nishikori, décimo cabeza de serie del Abierto de Estados Unidos, llegó hoy como superviviente de partidos maratonianos de cinco sets y más de cuatro horas de duración en los que pasó por encima del canadiense Milos Raonic (5) y el suizo Stan Wawrinka (3).

Sin una fisura en su estado físico, hoy redondeó otra hazaña y quizá pocos creían en ella.

Ante Djokovic no tuvo que jugar más de cuatro horas porque fue, con la excepción de la segunda manga, superior pese al calor y la humedad que imperó en la pista Arthur Ashe.

Nishikori espera a su rival, que más tarde saldrá del pulso entre el suizo Roger Federer, segundo cabeza de serie, y el croata Marin Cilic, decimocuarto preclasificado.

Si el rival es Federer se enfrentarán por quinta vez con reparto de triunfos y victorias, mientras que si lo hace frente a Cilic, el nipón tiene ventaja de 5-2.

Nishikori, de 24 años, es el primer japonés que disputa una final de Grand Slam. Djokovic esperaba jugar su sexta final consecutiva del Abierto de Estados Unidos, del que fue campeón en el 2011.

El partido que duró dos horas y 46 minutos dejó a Nishikori con 117 puntos ganados por 120 de Djokovic, que cometió 35 errores no forzados y 34 su rival.

Nishikori ganar con el servicio 26 puntos por 17 de Djokovic, que logró 13 'aces', pero cometió cuatro dobles faltas, incluidas dos que fueron decisivas en el tercer set, cuando perdió en el juego decisivo. Ahí fue el comienzo del fin para el número uno del mundo.

Ninguno estuvo bien con el saque en la primera manga, pero Nishikori aprovechó dos de las tres oportunidades que tuvo.

El segundo set fue toda una exhibición de Djokovic, que arrolló en sólo 30 minutos.

El partido comenzaba de nuevo en el tercero y ambos jugadores mantuvieron su saque hasta el octavo juego que Nishikori metió un revés cruzado magistral. Djokovic en la red, fue impotente para llegar a la pelota y lo mismo sucedió con el resto de derecha que le dio la ventaja de 5-3.

Djokovic se sobrepuso a la presión y le devolvió la moneda a Nishikori en el noveno juego al romperle el saque con la doble falta del japonés, lo que extendió el pulso al desempate.

Nada cambió en el cuarto, con Nishikori con el control y más fresco que Djokovic, afectado por la perdida de la manga anterior.

Luego tuvo la oportunidad de recuperarlo en el segundo juego, pero Nishikori, a pesar de estar abajo 0-40, logró cinco tantos consecutivos y se puso 2-0 arriba en el marcador.

La reacción de Nishikori dejó sin respuesta a Djokovic, que comprendió que había perdido la mejor y última oportunidad para intentar la remontada.

Fue la segunda victoria de Nishikori en los tres partidos que ha jugado con Djokovic. Antes se impuso en Basilea, en el 2011. Un año antes perdió en Roland Garros.

Mostrar comentarios