Jueves, 19.09.2019 - 01:08 h
Para evitar las urnas

Último pacto 'a la italiana': el M5S y el PD restauran a Conte y frustran a Salvini

El presidente de la República, Sergio Mattarella ha concluido la ronda de contactos y ha encargado al primer ministro que forme Gobierno.

Matteo Salvini y Giuseppe Conte
Matteo Salvini y Giuseppe Conte / Efe

El futuro de Italia ha encontrado en el último acuerdo entre el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el grupo de centroizquierda Partido Demócrata (PD) un rayo de certidumbre: ambas formaciones han acordado devolver el liderazgo al primer ministro Giuseppe Conte, quien optó por dimitir ante los tambores de una moción de censura. La estrategia de Matteo Salvini, cabeza de la ultraderechista LaLiga, quien fraguó la moción y ya rozaba una vuelta a las urnas que, según las encuestas, le hubiese catapultado a la presidencia.

El pacto se anunció este miércoles, cuando el líder del M5S, Luigi Di Maio, confirmó un "acuerdo político con el Partido Demócrata para gobernar juntos Italia", así como que la jefatura de este nuevo Ejecutivo estará encabezada por el primer ministro dimisionario. Según Di Mao, su formación, fuerza más votada en las generales de marzo con cerca del 33% de los votos, habría "asumido compromisos con los italianos y, cueste lo que cueste, los vamos a seguir manteniendo". El mandatario ha sido quien ha asegurado que el presidente de la República, Sergio Mattarella, ya había sido informado de una salida política que, hasta hace pocos días, ni Di Mao ni el líder de su ahora socio de gobierno, Nicola Zingaretti, habían apoyado. Este jueves, Mattarella ya ha encargado formalmente la formación de Gobierno a Conte.

El abrazo 'in extremis' entre el M5S y el PD ha sido acogido con indignación por Matteo Salvini, quien veía con esperanza unos comicios en los que se le señalaba como vencedor, después de que su propuesta de moción a Conte forzara la dimisión del primer ministro. Ante el nuevo giro de acontecimientos, Salvini ha expresado a Mattarella su "desconcierto por la guerra de sillones que libran el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático". Tras su encuentro con el presidente de la República en el marco de una segunda ronda de contactos, el líder de extrema derecha ha compartido su preocupación: "Esperamos que este gobierno no nazca".

Las críticas de Salvini al 'hermanamiento' de sus opositores políticos no se han hecho esperar. Para el actual ministro de Interior , las negociaciones entre ambos grupos en busca de una mayoría alternativa han conducido a un "espectáculo indecente" que ha encumbrado de nuevo a Conte, quien podría repetir como primer ministro. Según ha recogido la agencia 'Adnkronos', el líder de la Liga ha lamentado que "60 millones de italianos son rehenes de cien cazadores de sillones".

Tras concluir la segunda ronda de contactos, Sergio Mattarella ha convocado al primer ministro en funciones, Giuseppe Conte, a una reunión este jueves a las 9.30 horas, después de que el acercamiento entre el M5S y el PD señalara la continuidad de Conte al frente del Ejecutivo y se configurase como la opción más factible para sortear otros comicios y romper el bloqueo institucional en el que se encontraba el país mediterráneo desde la ruptura de la coalición entre el M5S y la Liga, grupos que después de las elecciones de marzo, optaron por repartirse el Gobierno italiano. Desde Presidencia, no han aclarado los motivos de esta reunión, aunque todo apunta a que el jefe del Estado le volverá a encargar  la formación de un Ejecutivo entre el M5S y el PD.

La coalición entre el Movimiento 5 Estrellas y la Liga germinó de los comicios de marzo, pero pronto comenzó a tambalearse. Tras meses de polémicas y tensiones que atañían a las más diversas cuestiones, el pasado 7 de agosto ambos partidos votaron por separado una serie de mociones sobre la construcción de la polémica línea de alta velocidad entre Turín y Lyon: el M5S en contra y la Liga a favor. Esta votación, según lamentó el propio Salvini, fue la chispa que detonó el polvorín de la coalición y dejó patente que la  disparidad de criterio entre los dos socios había llegado a un punto de 'no retorno'.

La postura de Di Mao, del rechazo al abrazo

Cuando hace algo más de diez días, Beppe Grillo, fundador del M5S, y Matteo Renzi, ex primer ministro y exlíder del PD, pusieron sobre la mesa la opción de un acuerdo para evitar que los italianos volviesen a concurrir en las urnas, los dos líderes de ambas formaciones, Di Mao y Zingaretti respectivamente, rechazaron la proposición. La idea de un gobierno de unidad parlamentaria entre antisistemas y centroizquierda con el que sortear las elecciones y derribar la estrategia de Salvini hacia el poder, no gustó a ninguno de los dos mandatarios.

No obstante, los acontecimientos de los últimos días han logrado el viraje de Di Maio que, en sus últimas declaraciones ha asegurado que, aunque la Liga le propuso ser el primer ministro para salvar la actual coalición de gobierno, su interés está marcado en "lo mejor para el país", cuya brújula ahora guía el acercamiento a los demócratas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios