Martes, 20.11.2018 - 23:45 h
Este fin de semana

El Papa Francisco se reunirá con víctimas de abusos sexuales en su viaje a Dublín

El Vaticano ha retrasado hasta el último momento el anuncio de este encuentro para respetar el anonimato y la intimidad de los participantes.

El papa Francisco a su llegada a una misa en Santiago (Chile)
El papa Francisco a su llegada a una misa en Santiago (Chile) / EFE

El Papa se reunirá con víctimas de abusos sexuales en su viaje a Dublín (Irlanda) el 25 y 26 de agosto donde participará en el Encuentro Mundial de la Familia, según ha revelado el portavoz del Vaticano, Greg Burke. "Lo importante para el Papa es escuchar", ha asegurado Burke en un briefing en el que ha explicado los detalles de la visita pontificia. El Vaticano ha retrasado hasta el último momento el anuncio de este encuentro para respetar el anonimato y la intimidad de los participantes. La agenda oficial de Francisco se completará con una oración por las víctimas durante su visita a la catedral de Dublín. Además, es muy probable que el pontífice se refiera a este escándalo en alguno de los discursos previstos durante los dos días que permanecerá en la capital irlandesa.

Tras la revelación de la investigación del fiscal de Pensilvania que destapó abusos perpetrados por 300 sacerdotes y su encubrimiento por parte de la Iglesia Católica de ese estado de EEUU, el pontífice escribió esta una carta a todos los católicos para expresar "vergüenza" y "arrepentimiento". "Mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse", reseñó en la misiva.

No es la primera vez que el pontífice argentino mantiene encuentros privados con víctimas de pederastia. A finales de abril, invitó al Vaticano a los chilenos Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo que sufrieron abusos por parte del sacerdote chileno Fernando Karadima, lo que culminó con la dimisión de la jerarquía eclesiástica de aquel país.

La visita del Papa a Dublín se produce en un contexto en el que se acaba de destapar el escándalo de abusos sexuales y encubrimiento por parte del clero en Pensilvania (Estados Unidos), una lacra que provocó en Irlanda una de las peores crisis. Así, nada más hacerse público el informe elaborado por la Comisión Murphy, en noviembre de 2009, que reveló los abusos cometidos durante 30 años sobre unos 400 niños irlandeses por 46 sacerdotes de la arquidiócesis de Dublín, Benedicto XVI convocó en Roma al vértice de la conferencia episcopal de Irlanda para abordar el escándalo. Además, de tildar de "crímenes atroces" los hechos, el Papa emérito reconoció la responsabilidad de toda la Iglesia e impuso un régimen de tolerancia cero contra los sacerdotes pederastas.

La Iglesia Católica en Irlanda continúa luchando contra los casos de abusos del clero y sus consecuencias se han hecho presentes en el programa del Encuentro Mundial de las Familias que, por primera vez, incluirá en su próxima edición un panel titulado 'Salvaguardando a los niños y adultos vulnerables'. En este panel estaba prevista la participación del presidente de la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores del Vaticano, cardenal Sean O'Malley, arzobispo de Boston, pero canceló su viaje cuando se reveló el informe de Pensilvania que sacó a la luz más de mil casos de abusos cometidos durante 70 años por unos 300 sacerdotes y miembros de la Iglesia Católica en seis de las ocho diócesis que existen en esa entidad de Estados Unidos.

Por otro lado, Francisco viaja a un país a celebrar el encuentro de las familias que recientemente ha aprobado en referéndum derogar la enmienda antiabortista de la Constitución. El Encuentro Mundial de las Familias fue creado por Juan Pablo II en 1992 para encontrarse con los grupos católicos pro-familia del mundo y hablar de la institución de la familia y su situación en los tiempos que corren.

Ahora en Portada 

Comentarios