Piloto de F 18 español en Kosovo: "Si dudas, te vuelves con las bombas. Aunque luego depende de cada uno"

  • Hace doce años en la ex Yugoslavia, se vivió algo muy parecido a lo que los libios ven desde el sábado. Aunque la OTAN no participa en el ataque a Libia, la participación española es muy parecida a la que desarrolló durante la primavera de 1999. Entonces, El País entrevistó a uno de los pilotos de los F 18 españoles que participaron en las misiones de la Alianza en Kosovo.
lainformacion.com

Hace doce años, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) comenzaba una misión en la ex Yugoslavia sin la visto bueno de la ONU. Entonces, España también formaba parte de la acción militar dentro de la guerra de Kosovo en la que participaron diez españoles.

"Si dudas, te vuelves con las bombas", explicaba uno de los pilotos de los F 18 en una entrevista publicada en marzo de 1999 en el diario El País, cuando las fuerzas de la Alianza bombardeaban la ex Yugoslavia. Así valoraba el teniente las indicaciones que recibían los pilotos desde el mando de la OTAN.

A la frase del teniente del Ejército del Aire, le seguía un: "Aunque luego depende de cada uno." En los ataques aéreos a Yugoslavia se produjeron víctimas civiles.

Pese a que el militar dejaba entrever el respeto a las decisiones de los pilotos, confirmaba que "sólo se puede lanzar con el objetivo a la vista. Estando seguro de que es tu objetivo, para evitar daños colaterales".

Las misiones de los F 18

"Cuando estás a bordo tienes tantas cosas que hacer que casi llegas a olvidarte de que es una misión real", se explicaba el teniente que entonces tenía 27 años. Las misiones de los cazas militares son de unas tres o cuatro horas. Al igual que estos días en Decimomannu, los aviones españoles se encontraban en una base italiana, la de Aviano.

Los cazas siempre van de dos en dos y no demasiado lejos, para poder vigilarse y protegerse. Sin embargo, durante los minutos de vuelo peligroso, los pilotos no podían hablar para no revelar su presencia al enemigo.

Mostrar comentarios