Desplante diplomático

Polémico gesto a Von der Leyen en Turquía: sin silla para la presidenta

Charles Michel explicóque si no actuó ante el desplante del Gobierno de Erdogan a su compañera fue por no "agravar" la "lamentable situación". Fue sentada en un sillón, no junto a ambos mandatarios.

Sin silla para Von der Leyen
Sin silla para Von der Leyen
DPA vía Europa Press

La Comisión Europea ha afeado el tratamiento que tuvo la presidenta Ursula von der Leyen en la visita a Turquía junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, donde se quebró el protocolo y quedó relegada a un sofá durante la reunión con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aunque destacan que Von der Leyen prefirió centrarse en la sustancia del viaje y ser parte activa de la reunión.

El incidente se produjo al iniciarse la reunión en el palacio presidencial de Ankara, en el que Erdogan recibió a ambos mandatarios comunitarios. En la sala en cuestión solo había dos sillones, que fueron ocupados por Michel y el mandatario turco, ante la sorpresa de Von der Leyen que fue captada por las cámaras. Finalmente, la conservadora alemana fue acomodada en un sofá é a un lado, teniendo en frente al ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

Sin silla para Von der Leyen
Von der Leyen fue sentada en un sofá separado
DPA vía Europa Press

El percance protocolario copó la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea, en la que el portavoz principal, Eric Mamer, ha reconocido que el tratamiento de Ankara no fue el correcto, puesto que Von der Leyen y Michel tienen el mismo rango diplomático. No obstante, ha querido enfocarse en que la líder del Ejecutivo europeo optó por seguir adelante y dejar su impronta tomando parte de la reunión con Erdogan. "En esas circunstancias es importante hacer un balance entre lo que es un tema de sustancia y de diplomacia y lo que es un asunto de forma y protocolo", ha alegado Mamer, insistiendo en que la "asertividad" de la presidenta de la Comisión quedó clara al participar en la cita con el mandatario turco.

"No abandonó el encuentro, sino que participó y jugó su papel. Esa el mejor respuesta ante un incidente así", ha defendido el portavoz, quien ha añadido que Bruselas ha pedido explicaciones a las partes implicadas en la organización del encuentro en Turquía para evitar que un incidente así se repita en el futuro. Puesto que sobre la mesa estaba también el deterioro de los derechos de la mujer en Turquía con la salida de la Convenio de Estambul, según Mamer, el incidente sirvió para que Von der Leyen "agudizase su enfoque en este tema".

Por su parte Charles Michel aseguraba que si no actuó ante el desplante del Gobierno de Turquía a su compañera fue por no "agravar" la "lamentable situación" que se produjo y "privilegiar" así la "discusión política" con el presidente turco. "Las pocas imágenes que se mostraron dieron la impresión de que yo me hubiera mostrado insensible ante esta situación. Nada más lejos de la realidad, ni de mis más profundos sentimientos y principios de respeto", ha justificado Michel en un comunicado.

"En ese momento, al percibir el carácter lamentable de la situación, optamos por no agravarla y privilegiar la reunión de fondo y la discusión política que íbamos a iniciar", ha afirmado Michel, quien ha responsabilizado de esta "situación angustiosa" a "la estricta interpretación" del protocolo por parte de Turquía. "Nuestra visita marcó un momento importante en el complejo proceso de mejora de las relaciones de la Unión Europea con Turquía. Fue el resultado de una cuidadosa preparación y del trabajo diplomático realizado durante muchos meses para que este país volviera a adoptar un enfoque más constructivo en su relación con la UE", ha argumentado.

"El contenido del discurso que le dimos al presidente Erdogan fue sobre la Convención de Estambul, los derechos de las mujeres y los niños y, de manera más general, la defensa de nuestros valores fundamentales del Estado de derecho y la libertad de expresión o la prensa", ha contado.

Mostrar comentarios