Viernes, 23.02.2018 - 23:06 h

Uno de los yihadistas detenidos en Ceuta estuvo preso en Guantánamo

Fuentes de la investigación aseguran que el detenido coincidió en Guantánamo con Lahcen Ikassrien.

Prisión incondicional para seis yihadistas que enviaban armas a zonas de Siria controladas por el Daesh
Prisión incondicional para seis yihadistas que enviaban armas a zonas de Siria controladas por el Daesh

Nuevo golpe al yihadismo en España. Una operación conjunta contra el terrorismo yihadista entre la Policía Nacional y la DGST de Marruecos han detenido a un total de cuatro personas, según publica el Minsterio del Interior.

Las detenciones se han producido en la ciudad autónoma de Ceuta, donde han sido arrestadas 3 personas de nacionalidad española, y en Nador (Marruecos), donde se ha producido la detención de una persona de nacionalidad marroquí.

La Policía ha neutralizado a esta "célula" de captación, que adoctrinaba y radicalizaba a combatientes de Daesh. Su actividad se centraba tanto en el reclutamiento y envío de combatientes a las filas de la organización terrorista como en la vinculación de adeptos en España y Marruecos dispuestos a la posible comisión de acciones terroristasen cualquiera de los dos países en nombre de la citada organización. Fuentes de la investigación han confirmado a www.lainformación.com "que los yihadistas detenidos eran extremadamente peligrosos y estaban preparados para atentar en España".

Uno de los tres yihadistas detenidos en Ceuta es un excombatiente en Afganistán que ya cumplió condena en Guantánamo, según ha informado esta mañana el Ministerio del Interior de Marruecos en un comunicado, recogido por el medio L'Observateur du Maroc. Se trata de Hamed Abderraman, el talibán ceutí que permaneció preso dos años en Guantánamo, regresó a España en 2004 acusado de pertenecer a AlQaeda y fue absuelto por el Supremo

Fuentes de la investigación aseguran a www.lainformacion.com que el detenido coincidió en Guantánamo con Lahcen Ikassrien,líder de la Brigada Al Andalus que fue desmantelada en el mes de junio de 2014 por la Comisaría General de Información. Ambos habrían coincidido en Guántanamo entre los años 2002 y 2004.Había sido detenido por el ejército de EE UU durante una operación militar contra los talibanes en Afganistán. Desde su puesta en libertad residía en Ceuta en el barrio de El Príncipe junto a su familia. Desde entonces, los servicios de información han seguido el rastro del presunto yihadista, ahora detenido.

Además, otro de los detenidos en Ceuta eshermano de otro yihadista marroquí que también viajó a Siria y en 2013 protagonizó un atentado suicida contra un cuartel del ejército sirio con un camión bomba. Algunos medios marroquíes apuntan que se trataría de Rachid Wahbi, el taxista ceutí de origen marroquí que en 2012 desapareció para enrolarse en las filas de EI. El detenido destacaba por su papel carismático y por ser un referente doctrinal. En este sentido, el detenido estaría decidido a llevar su compromiso y lealtad al Estado Islámico hasta el final, emulando a su hermano.Utilizaban un local comercial y un domicilio para captar a jóvenes

Las reuniones clandestinas de la célula, en las que ejercían sus labores de captación, adoctrinamiento y radicalización, se llevaban a cabo en el domicilio y en un local comercial que regentaba unos de los líderes de la célula.

Acostumbraban a ser por la noche, en ausencia total de comunicaciones telefónicas y útilizando un lenguaje clave o cifrado. Como viene siendo habitual en los últimos años, utilizaban internet, las redes sociales y blogs terroristas para hacer apolología de su mensaje.Ya son nueve los detenidos en España

Con estas últimas detenciones, son ya nueve los detenidos en España acusados de vinculación con el terrorismo yihadista en lo que va de año. El pasado 7 de febrero, seis personas fueron arrestadas en Alicante, Valencia y Ceuta, como supuestos integrantes de una célula que enviaba armas, material militar y dinero a organizaciones terroristas en Irak y Siria, como Jahbat al Nusra y Estado Islámico, el cual se envíaba simulando ser ayuda humanitaria.

Comentarios