Lunes, 22.10.2018 - 10:25 h

¿Qué es un aforado y cuántos tiene España?

Un aforado es una persona que, por ejercer un cargo público o por su profesión, goza del derecho, en caso de ser imputado por un delito.

Santamaría, Gallardón y Montoro, los ministros que menos comparecen en el Congreso y Cañete y Margallo los que más
Santamaría, Gallardón y Montoro, los ministros que menos comparecen en el Congreso y Cañete y Margallo los que más

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, pretende reducir el número de aforamientos de 17.621 a tan solo 22. En su opinión, los aforamientos que deberían subsistir en España, aparte de los que afectan a la Familia Real, son los que ostentan "los titulares de los poderes del Estado": el presidente del Gobierno, los presidentes del Congreso y delSenado, el presidente delTribunal Constitucionaly el presidente delTribunal Supremo, más los 17 presidentes de las comunidades autónomas, "y esto suma 22 personas", ha dicho.

Así, losministros,diputados nacionales y autonómicosy los miembros de los consejos de Gobierno regionalesdejarían de estar aforados.

Estas declaraciones han provocado un amplio debate en España sobre quién debería tener esta consideración especial y en qué casos concretos.¿Qué implica ser aforado?

Un aforado es una persona que, por ejercer un cargo público o por su profesión, goza del derecho, en caso de ser imputado por un delito, de ser juzgado por un tribunal distinto al que correspondería a un ciudadano normal. En el caso concreto de la Reina y los Príncipes de Asturias, si son imputados por algún delito, la causa corresponderá tramitarla al Tribunal Supremo.¿Cuál es la justificación?

La razón aducida normalmente es evitar las presiones políticas a las que puede verse sometido un tribunal ordinario cuando juzga a un cargo público de responsabilidad. Se entiende que un tribunal superior es más independiente ante estas presiones.¿Cuántos aforados hay en España?

El número de aforados en España es especialmente elevado en comparación con otros países. Actualmente hay en España 17.621 aforados, según la última estimación hecha por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. De esos, alrededor de 2.000 corresponden a políticos, de acuerdo al 'Tratado Jurisprudencial de Aforamientos Procesales', redactado por los catedráticos Juan Luis Gómez Colomer e Iñaki Esparza Leibar.¿Quiénes son aforados?

Tienen reconocido este derecho el presidente del Gobierno y los ministros, que serán juzgados por el Tribunal Supremo; los presidentes autonómicos y los consejeros de los ejecutivos de la Comunidades Autónomas, que tienen que ser juzgados por el Tribunal Supremo o los Tribunales Superiores de Justicia, en función de lo que determinen sus Estatutos de Autonomía.

También en el ámbito político son aforados los presidentes del Congreso y del Senado, los diputados y senadores, los presidentes de los parlamentos autonómicos y sus parlamentarios. Asimismo, tienen condición de aforados el presidente y consejeros del Tribunal de Cuentas, el presidente y consejeros del Consejo de Estado y el Defensor del Pueblo.

Por su parte, en el ámbito judicial son aforados altos cargos como el presidente del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Supremo, del Tribunal Constitucional y los vocales del Consejo General del Poder Judicial, que responderán , en caso de delito, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, así como todos los jueces, magistrados y fiscales, cuyos procesos penales corresponden a los Tribunales Superiores de Justicia.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen una condición especial de aforamiento, que implica que deben ser juzgados por las Audiencias Provinciales en el caso de delitos cometidos en el ejercicio de su cargo.¿Dónde está recogido este derecho?

La Constitución reconoce el aforo tanto a los miembros del Gobierno como de los diputados y senadores, mientras que la Ley Orgánica del Poder Judicial recoge este derecho para los miembros del ámbito judicial como el presidente del Tribunal Supremo y los distintos Estatutos de Autonomía para los cargos de las comunidades autónomas.¿Es un privilegio?

Depende de las versiones. Según los críticos con esta figura sí supone un privilegio, ya que estos cargos no son juzgados por los mismo tribunales que un ciudadano común. Por contra, los que lo defienden recuerdan que los aforados, al ser juzgados directamente por un tribunal superior, pierden el derecho que tienen todos los ciudadanos a recurrir ante un tribunal superior en caso de que el veredicto del juzgado de primera instancia le haya sido desfavorable.¿Hay aforados en todo el mundo?

Mientras que en países Alemania, Reino Unido y Estados Unidos los políticos y altos cargos públicos de la administración son juzgados por los mismos tribunales que la gente ordinaria, en España hay 17.621 aforados, de los que 2.000 son políticos.

Al contrario que España, en Portugal e Italia no existe más aforado que el presidente de la República. Y en Francia solo son aforados el presidente de la República, el primer ministro y sus ministros.

En el caso alemán, con cero personas aforadas, se sentó al expresidente Christian Wulff en el banquillo de un tribunal de Hannover por cohecho en 2012. La sentencia le forzó a dimitir de su cargo de presidente de Alemania.

Esta condición de aforados tiene dos objetivos: evitar presiones políticas a las que puede verse sometido un tribunal ordinario y evitar que la labor de los altos cargos sea lastrada.

En otras legislaciones, estos "privilegios" están contemplados dentro de la inmunidad parlamentaria. Por ejemplo, en Francia los diputados, senadores y eurodiputados son inmunes, hasta que se les revoque la mesa de sus cámaras. Los únicos realmente aforados en Francia son el presidente, el primer ministro y los ministros, juzgados por un organismo especial.

En EEUU todos, desde Obama hasta el más condecorado general, son procesados por tribunales ordinarios. No obstante, al contrario que en Alemania, nunca ha habido procesos contra presidentes.

Ahora en Portada 

Comentarios