Viernes, 15.12.2017 - 22:28 h

HRW critica la colocación de 'buzones' para denuncias a presuntos traficantes y consumidores de drogas

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este lunes la colocación de 'buzones' por parte de la Policía de Filipinas para que la población denuncie de forma anónima a presuntos traficantes y consumidores de drogas.

La ONG ha señalado que el sistema fue denunciado por primera vez en julio en Quezon City, agregando que desde entonces se ha extendido a otras dos ciudades y varias localidades de dos provincias del país.

El jefe de la Policía de Quezon City dijo que pondría uno de estos 'buzones' en cada uno de los 142 barrios de la ciudad, y las autoridades han reclamado a la Iglesia Católica que las instale en sus iglesias.

La Comisión sobre Derechos Humanos de Filipinas ha criticado el sistema, alertando de la posibilidad de que aumenten los arrestos arbitrarios, en medio de los temores de que los sospechosos sean asesinados en el marco de la 'guerra contra las drogas' lanzada por el presidente, Rodrigo Duterte.

Duterte, que llegó al poder el 30 de junio de 2016, ha fijado la lucha contra las drogas como su prioridad. En este año, unas 9.000 personas han muerto a manos de las fuerzas de seguridad por la guerra contra el 'narco'. Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos sospechan que se habrían cometido numerosas ejecuciones extrajudiciales.

La violencia ejercida por las fuerzas filipinas ha llevado a la oposición a denunciar a Duterte ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes de lesa humanidad. Sin embargo, el jefe de Estado se ha mostrado dispuesto a ir a la cárcel "para proteger a los filipinos".

Ahora en portada

Comentarios