Martes, 10.12.2019 - 09:00 h
Costaría 16.700 millones de euros

El puente 'imposible' de Boris Johnson para unir Escocia e Irlanda del Norte

El primer ministro resucita un plan para unir las dos islas que ha sido ampliamente criticado por la oposición y por ingenieros de Caminos.

El puente Oresund que une Dinamarca y Suecia
El puente "imposible" de Boris Johnson para unir Escocia e Irlanda del Norte. El puente Oresund que une Dinamarca y Suecia. / visitskane.com

Boris Johnson cree haber dado con la solución al quebradero de cabeza que supone la cláusula de salvaguarda irlandesa en el proceso del Brexit: construir un puente entre Escocia e Irlanda del Norte que conectaría ambas islas. El plan, que el primer ministro ha calificado de "magnífica idea", costaría unos 15.000 millones de libras (alrededor de 16.700 millones de euros) y podría contar con el apoyo del Partido Unionista Democrático (DUP), ya que el año pasado varios de sus políticos norirlandeses secundaron la propuesta... El único problema es que es un plan prácticamente imposible.

Eso es, al menos, lo que opinan la mayoría de los ingenieros consultados por los medios británicos. Destacan que construir un puente de más de 45 kilómetros (la distancia entre Larne y Portpatrick) es irreal. De hecho, en un artículo en 'The Times', un ingeniero calificaba la idea de "tan factible como construir un puente a la Luna". Sin embargo, los documentos filtrados por miembros del Gobierno de Johnson a 'Channel 4' indican que realmente es una posibilidad y que el departamento de Fomento ya está buscando fórmulas para llevarla a cabo.

"El Gobierno encarga regularmente el trabajo de examinar la viabilidad de los proyectos. Durante la campaña [del Partido Conservador que ganó Boris Johnson], los candidatos hablaron sobre una serie de cuestiones que dieron lugar a comisiones en Downing Street antes de que un nuevo primer ministro asumiera el cargo. Este primer ministro no ha ocultado su apoyo a los proyectos de infraestructura que aumentan la conectividad para las personas y, en particular, para aquellos que fortalecen la Unión", explicaba un portavoz del Ejecutivo a 'Channel 4'.

Solo existe un precedente en China

Pero los problemas técnicos de construir un puente tan largo hacen muy complicado llevarlo a cabo. Para hacerse una idea, el Gran Puente de Danyang-Kunshan es el puente más largo del mundo; un largo viaducto de 164,8 kilómetros sobre el que se asienta la línea de Alta Velocidad Pekín-Shanghái, pero que solo discurre sobre el agua durante 9 kilómetros. El único puente sobre agua con más kilómetros que el proyecto de Boris Johnson es el puente Hong Kong-Zhuhai-Macao, que conecta las localidades de Hong Kong y Macao con la ciudad de Zhuai, en el sureste de China: tiene 55 kilómetros, aunque durante 6,7 kilómetros la vía se sumerge bajo el agua para permitir el paso de embarcaciones.

La idea de construir este puente, finalizado el año pasado, era reducir la distancia de viaje de tres horas a una hora de las ciudades involucradas. De hecho, puede soportar tifones y está previsto que dure más de 120 años. Por eso, se invirtieron cerca de 20.000 millones de euros en su construcción, creando uno de los puentes más seguros jamás concebidos. Algo que ha servido de inspiración (y de referencia económica) para Boris Johnson.

En cualquier caso, la construcción de un puente entre Escocia e Irlanda del Norte tampoco pondría fin a corto plazo a la polémica por la frontera irlandesa: en el caso del puente Hong Kong-Zhuhai-Macao (similar en extensión), se tardó ocho años en construirse, empleando más de 80.000 toneladas de hormigón. Dos escollos que provocarían que, como pronto, en 2027 estuviera listo el puente planeado por Boris Johnson... Siempre y cuando el Brexit no se haya prorrogado hasta entonces.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING