Domingo, 20.10.2019 - 08:36 h
Utilizado en la lucha antiterrorista

El sistema de reconocimiento facial del FBI, bajo la lupa por el papel de Amazon

Actualmente, el sistema de la agencia federal puede ejecutar el rastreo de rostros en unas 640 millones de fotografías.

El uso de la tecnología por parte del FBI preocupa a los defensores de los derechos civiles. /Georgetown Law
El uso de la tecnología por parte del FBI preocupa a los defensores de los derechos civiles. /Georgetown Law

El FBI está empeñado en sacar partido a la tecnología, pero en Estados Unidos velan para que no se violen los derechos civiles, lo que ha llevado a una batalla entre la agencia federal y los legisladores, empeñados en 'meter en cintura' las capacidades que las fuerzas de seguridad pueden emplear contra los ciudadanos a los que sirven.

Con este propósito, hace unos días los legisladores estadounidenses interrogaron a los funcionarios federales encargados de los programas de reconocimiento facial del Gobierno y criticaron la casi inexistente supervisión que el Congreso tiene sobre esos programas, en especial el que tiene en marcha el FBI.

Los miembros del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes indagaron acerca de las medidas que se están adoptando para garantizar que esas herramientas de reconocimiento facial no infrinjan la privacidad y las libertades civiles. El riesgo de permitir un 'Gran Hermano' es cada vez más alto. 

Y en esa audiencia Kimberly Del Greco, la representante del FBI, fue objeto de las críticas más duras por el hecho de que la agencia no ha corregido los múltiples fallos que la Government Accountability Office (GAO) detectó en 2016, y por las que realizó seis recomendaciones para ponerles remedio. 

En concreto critican que el sistema Next Generation Identification -Interstate Photo System (NGI-IPS) no ha dado muestras de cumplir con los estándares de privacidad y eficacia que se requiere. Gretta Goodwin, directora del departamento de Seguridad Interior de la GAO, detalló que el FBI nunca ha desvelado los documentos relacionados con el NGI-IPS para su supervisión gubernamental. 

Además, alertó Goodwin, la agencia tampoco ha demostrado la precisión de su sistema de reconocimiento facial y del software proporcionado por sus diversos socios, que incluye a los departamentos de Estado y Defensa y a 21 gobiernos estatales.

Según Goodwin, la base de datos NGI-IPS contiene unas 36 millones de fotografías de delincuentes, pero combinadas con las otras bases de datos de imágenes proporcionadas por sus socios, el FBI puede ejecutar el rastreo con el software de reconocimiento en 640 millones de fotos.

Estados en los que el FBI tiene acuerdo para acceder a bases de datos de criminales. /GAO
Mapa de bases de datos de acceso para el FBI

La amenaza de Amazon

Hay otro factor que tiene realmente preocupados a los legisladores de EEUU, y es que el FBI esté probando el 'Amazon Rekognition', un software desarrollado por el gigante del comercio electrónico. La duda tiene su base en la publicación por varios medios de comunicación del empleo de esa herramienta en investigaciones federales.

El programa de Amazon fue objeto de controversia cuando en una prueba emparejó a 28 miembros del Congreso con fotos de criminales, con especial incidencia de errores en personas afroamericanas.

"No, no hay  (un programa piloto)", aseguro Del Greco cuando fue interrogada sobre el trabajo del buró con Amazon. "Por lo que yo sé, y lo verifiqué antes de venir hoy, el FBI no tiene un contrato con Amazon para su software de reconocimiento".

Pero no es tan fácil descartarlo, toda vez que en la conferencia de Amazon Web Services celebrada en octubre del año pasado, Christine Halvorsen, subdirectora adjunta del FBI para la lucha antiterrorista, discutió el uso de Rekognition para filtrar imágenes de videovigilancia que se recopilan durante las investigaciones.

Según Halvorsen, el programa piloto lanzado después del tiroteo masivo en Las Vegas sirvió para medir las capacidades tecnológicas de la agencia. Anecdótico o no, en la actualidad Halvorsen ha dejado el FBI para trabajar como Ejecutiva de Cuentas Estratégicas en Amazon.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios