Lunes, 21.01.2019 - 19:35 h
Palabras de Dominic Raab

Reino Unido advierte a la UE que está dispuesto a un 'Brexit' sin tener acuerdo

El ministro desafió a la UE a actuar con "seriedad y ahora" si quiere que Reino Unido deje el bloque comunitario en condiciones favorables para ambos.

Dominic Raab, ministro del Brexit, en una conferencia de prensa.
Dominic Raab, ministro del Brexit, en una conferencia de prensa. / EFE

El ministro británico para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Dominic Raab, desafió a la UE a actuar con "seriedad" y "ahora" si quiere un acuerdo sobre el 'Brexit'. En un apasionado discurso en el congreso anual del Partido Conservador reunido en Birmingham, centro de Inglaterra, en el que recordó a su padre como refugiado judío, Raab dejó claro que el Gobierno de Theresa May está dispuesto a seguir adelante con el "divorcio" sin acuerdo, si esto fuese necesario.

Raab insistió en que el Gobierno que dirige Theresa May está "preparándose activamente" para una eventual falta de pacto, porque no será forzado a firmar uno que vaya "en contra de los intereses nacionales" de este país. El Ejecutivo del Reino Unido afrontará los problemas derivados de una ausencia de consenso de una manera "calmada" y "sensata", prosiguió, al tiempo que prometió respetar la voluntad de los votantes en el referéndum de 2016, en el que respaldaron el 'Brexit'. "Esa fue su decisión y el Gobierno implementará lo que han decidido", por lo que no habrá otro plebiscito, concluyó, por ser una decisión "clara" y porque respetar el resultado de la votación "es la esencia de la democracia".

En la sesión, también intervino el ministro de Economía, el europeísta Philip Hammond, que calificó las negociaciones del "brexit" como las "más complejas" que afronta un Gobierno en tiempos de paz, pero esgrimió que el objetivo es alcanzar el "mejor acuerdo posible" de cara a la salida del país de la UE el 29 de marzo de 2019. "El 'brexit' es importante, por supuesto que lo es. Y dejadme ser claro, lo tendremos, porque es lo que el país votó", agregó Hammond, distanciándose de la propuesta de la oposición laborista, que contempla la posibilidad de celebrar un segundo referéndum.

Ante el rechazo de la UE al plan de May, denominado "Chequers", Raab sostuvo que la jefa del Gobierno ha sido "constructiva" y "respetuosa" y a cambio solo ha recibido "burlas" de destacados líderes comunitarios. Recalcó que, como en toda negociación, el Reino Unido "escuchará" alternativas que ayuden a alcanzar un pacto que sea "bueno" para "el bien de todos", si bien su "voluntad para un compromiso no está exenta de límites". "Nos estamos marchando de la Unión Europea (...), pero si hay un intento de encerrarnos por la puerta de atrás en el Área Económica Europea y la Unión Aduanera, o si la única oferta de la UE amenaza la integridad de nuestra unión, entonces nos quedaremos sin otra opción que marcharnos sin acuerdo", advirtió el ministro.

Raab hizo esta afirmación después de que el líder de la oposición laborista, el izquierdista Jeremy Corbyn, manifestará que un 'Brexit' sin consenso sería un "desastre nacional". "Mi actitud ante el 'brexit' es pragmática, no dogmática. Nuestras propuestas alcanzarán un acuerdo histórico que aporte una hoja de ruta para salir de la UE y un acuerdo final que será bueno para todo el país", enfatizó. "Un acuerdo que cumpla con el referéndum (de 2016), porque ese es nuestro deber democrático. Un acuerdo que gestione los riesgos del 'Brexit', porque esa es nuestra responsabilidad", recalcó.

El ministro defiende el denominado "plan Chequers", que contempla un mercado común de bienes británico-comunitario con equivalencia regulatoria, si bien los diputados más a la derecha del Partido Conservador lo consideran inaceptable. Según May, ese plan permitiría mantener la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda abierta para no perjudicar el proceso de paz norirlandés. Entre los críticos más fuertes figura el exministro de Exteriores Boris Johnson, quien cree que este programa supondría estar aún vinculados al bloque europeo y dificultaría negociar acuerdos comerciales con otros países fuera del grupo de los 27.

Ahora en Portada 

Comentarios