Sanidad, ciberseguridad e inmigración: las claves para llegar a la Casa Blanca

    • Republicanos y demócratas tienen primarias abiertas y una oportunidad legítima para conservar o recuperar laCasa Blanca.
    • Aunque los republicanos han empezado el 2015 con energía e ímpetupor sus importantes victorias en noviembre, no tienen un claro favorito para la candidatura.
La posible campaña Bush-Clinton evidencia una historia de dinastías políticas
La posible campaña Bush-Clinton evidencia una historia de dinastías políticas

Washington se prepara para las próximas elecciones. Queda más de un año para que se celebren pero desde la Casa Balnca saben que el pistoletazo de salida ya ha comenzado. Las próximas primarias presidenciales serán las más sorprendentes en mucho tiempo, según refleja el informe "Estados Unidos: los desafíos del año que empieza".

Republicanos y demócratas tienen primarias abiertas y una oportunidad legítima para conservar o recuperar la Casa Blanca. Aunque los republicanos han empezado el 2015 con energía e ímpetupor sus importantes victorias en noviembre, no tienen un claro favorito para la candidatura del partido pero sí un nuevo nivel de presión y expectativa de su liderazgo en el Congreso que podría afectar a sus candidatos. La reciente salida de su candidato de 2012, Mitt Romney, sin respaldar a ningún otro, muestra que quienquiera que salga tendrá que ganarse la candidatura en una primaria con mucho esfuerzo.

El problema para los demócratas es que ellos solo tienen un principal candidato potencial en la ex primera dama, Senadora y Secretaria de Estado, Hillary Clinton. Ampliamente acogida como líder y candidata favorita por muchas voces clave del Partido Demócrata, Clinton podría beneficiarse potencialmente de no tener un rival y podría incluso retrasar el anuncio de campaña hasta el verano. Sin embargo, el hecho de no tener que competir contra nadie y de no tener debates con candidatos demócratas podría ir en su contra en el duro foco de atención a lo largo del otoño.

El Congreso de Estados Unidos debatirá el movimiento del presidente para restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba, con dureza que intentará detener la financiación de laimplementación de cualquier cambio mientras que un grupo de otros intereses trabajan a mayorescala sobre el embargo a través de legislación que permita la libertad de circulación y comercio.

Los asuntos económicos de Europa también estarán en el radar de Washington, pero probablemente la atención sobre el terrorismo tras los atentados de París dominará el paisaje político al igual que las amenazas actuales creadas por el Estado Islámico de Irak y el Levante y las tensiones con Rusia. Pero el "hackeo" a Sony y el reciente "hackeo" a las cuentas de medios sociales del Mando Central de los Estados Unidos, junto con las preocupaciones de los consumidores, implican que la ciberseguridad cobrará mayor importancia este año.

El proyecto de ley republicano:

•Pararía el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia que empezó en 2012 para dar a los dreamers, jóvenes que llegaron como menores con sus padres a EstadosUnidos, una oportunidad para trabajar y estudiar.

• Limitaría también las medidas de discreción procesal que el Departamento de Seguridad Nacional estableció durante todo el gobierno de Obama.

• Y reiniciaría el programa Comunidades Seguras que solicitaba el intercambio de informaciónentre organismos de policía locales y estatales y funcionarios federales de inmigración y requeriría a esos funcionarios locales a retener a inmigrantes hasta que los recogieran agentes de inmigración.

El Presidente también está empezando 2015 con un extenso programa para el año que viene,introduciendo varias iniciativas que pretenden hacer uso de su poder de cargo donde sea posible, pero también desafiando al Congreso a actuar en sus prioridades.

Entre las iniciativas, el Presidente ha propuesto:

• Proteger mejor a los consumidores contra la usurpación de identidad y la defensa de laintimidad
• Reducir las Primas Anuales de Seguros Hipotecarios
• Hacer los Community College gratuitos durante dos años
• Promover la producción, investigación y el desarrollo estadounidense
• Atraer más inversión internacional a Estados Unidos
• Aumentar el acceso a internet de banda ancha y de alta velocidad a precios asequiblesCandidatos 2016

Los republicanos tienen buenos candidatos y más aspirantes potenciales, algunos de los cuales se han presentado durante años. El exgobernador de Florida, Jeb Bush, se ha posicionado como el líder más probable, especialmente después de haber forzado a MittRomney a abandonar la carrera y haberse traído a muchos de los antiguos apoyos de Romney a su lado. La creación de una Super PAC (Comité de Acción Política) por parte de Bush sugiere que tiene los donantes y la fuerza organizativa para ser el aspirante más fuerte. El senadorRand Paul, más libertario que republicano, seguirá compitiendo y puede que se quede hasta el final pero es poco probable que tenga un gran impacto.

El Partido Republicano puede que vea competir a anteriores aspirantes como el exgobernadorde Arkansas Mike Huckabee junto con el excandidato a la vicepresidencia Paul Ryan y anuevos candidatos como el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, que ha hecho un esfuerzo por ampliar su encanto con una reciente misión comercial a México. Otro posible aspirante es el senador por Florida Marco Rubio, aunque puede que no dure mucho con su paisano de Florida Bush ganando fuerza.

Un problema serio para el terreno republicano va a ser cómo van a tratar el tema de la inmigración, un asunto tóxico para unas primarias republicanas, pero que puede complicar cualquier oportunidad republicana en unas elecciones generales.

Jeb Bush ha estado en ambos lados del asunto en distintas ocasiones y Marco Rubio ayudóa negociar el proyecto de ley aprobado por el Senado en 2013, lo que puede acabar con su potencial entre la base del partido. Con su candidatura, Jeb Bush ha surgido como el primer líder entre los republicanos, pero no parece tan fuerte en una potencial competicióncon Hillary Clinton.

Esa es una de las razones por las que Clinton seguirá siendo la favorita para los demócratas. Clinton tiene ventaja sobre otros posibles candidatos republicanos y tiene unliderato dominante sobre sus potenciales oponentes demócratas.

Aunque haya rumores de que el vicepresidente Joe Biden pueda estar interesado en la competición,la rival más probable para Clinton podría ser la senadora Elizabeth Warren, que se está convirtiendo rápidamente en la favorita de la base liberal del partido y que hasido reconocida recientemente por dejar fuera de combate a uno de los candidatos del Presidente al Departamento del Tesoro por sus lazos con Wall Street.

Mostrar comentarios