Martes, 21.11.2017 - 18:54 h
Sigue cobrando 561.000 euros al año como ex-canciller

Putin ficha a Schröder para la petrolera rusa Rosneft y Alemania se indigna

Bild acusa al ex-canciller de "cobrar dinero ensangrentado de Putin" y el SPD lo asume con tristeza

Putin ficha a Schröder para la petrolera rusa Rosneft y Alemania se indigna
Putin y Schroeder se abrazan en el 70 cumpleaños del excanciller

El nombramiento del excanciller alemán Gerhard Schröder como presidente del consejo de administración de la petrolera estatal rusa Rosneft ha generado una lluvia de criticas desde todos los partidos del país, que cuestionan sus lazos con el Kremlin mientras cobra además su pensión como exjefe del Gobierno.

El nombramiento, que se hizo efectivo ayer en San Petersburgo, según recoge la prensa alemana, causó ya malestar en la reciente campaña electoral, en la que el Partido Socialdemócrata (SPD) intentó desmarcarse de las operaciones de uno de sus más distinguidos militantes.

"No es una gran alegría para el SPD", reconoció hoy en declaraciones al diario "Passauer Neuen Presse" el vicepresidente del partido Ralf Stegner.

"El ex canciller cobra dinero ensangrentado de Putin"

"El excanciller cobra ahora dinero ensangrentado de Putin. Avergüéncese señor Schröder", publicó en su portada el popular diario "Bild". El ministro de Finanzas del estado federado de Baviera, el conservador Markus Söder, lamentó la imagen que da de Alemania y cuestionó si un excanciller debe seguir activo en el mundo empresarial mientras cobra su pensión.

Según las cuentas del semanario "Der Spiegel", tras seis años como jefe de Gobierno (1998-2005) cobra una pensión de 6.446 euros mensuales, a lo que se suman compensaciones por el tiempo que fue diputado y miembro del Gobierno regional de Baja Sajonia.

Como todo exjefe del Gobierno Schröder tiene derecho a tener una oficina con colaboradores, que cuesta al erario público 561.000 euros al año.

Schröder le cuesta al erario público 561.000 euros al año

Como todo exjefe del Gobierno Schröder tiene derecho a tener una oficina con colaboradores, que cuesta al erario público 561.000 euros al año. En declaraciones al diario "Frankfurter Allgemeine", el dirigente cristianodemócrata Michael Grosse-Brömer consideró "inaceptable" que participe en la dirección de una empresa rusa contra la que la UE ha aplicado sanciones por el papel de Moscú en el conflicto ucraniano.
En la misma línea, el copresidente de Los Verdes, Cem Özdemir, advirtió de que Schröder transmite la impresión de que para los europeos "cuentan más los intereses económicos que el derecho internacional".

Según las cifras que baraja la prensa alemana, Schröder cobrará en torno a 300.000 euros anuales por su puesto en Rosneft.
En 2005, año en el que dejó la Cancillería tras perder las elecciones frente a Angela Merkel, fue nombrado presidente del consejo de accionistas de Nord Stream, gaseoducto en el que la gasista estatal rusa Gazprom tiene una participación mayoritaria.

Schröder siempre dejó claro que su intención en la vida, tras haber hecho unas reformas económicas que le costaron el puesto pero que ahora disfruta Merkel, no era "arrastrarse como un fósil por los escaños traseros del Bundestag". Duró 24 horas en el paro tras abandonar la política. El grupo editorial Ringier anunció la contratación como asesor. Pero ha sido su estrecha relación con Putin (que ha acudido a sus cumpleaños privados) lo que ha levantado todas las alarmas. Más ahora que los lazos entre Alemania y Rusia están tensos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios