Domingo, 17.11.2019 - 23:39 h
Tras las protestas

El ejército de Sudán da un golpe de estado y arresta al anterior presidente del país

El ministro de Defensa y jefe del Ejército sudanés ha anunciado la creación de un consejo militar que gobernará los próximos dos años.

Omar al Bashir, presidente de Sudán
Omar al Bashir, el presidente de Sudán, ha sido arrestado / Gobierno de Sudán

La crisis política en la que estaba inmersa Sudán ha dado un golpe de efecto. El Ejército ha dado un golpe de Estado este miércoles y se ha hecho con el control del país. El ministro de Defensa y vicepresidente de Sudán, Awad Mohamed Ahme Ibn Auf, ha anunciado este jueves que el mandatario del país, Omar Hasán al Bashir, ha sido arrestado.

El ministro de defensa ha anunciado la suspensión de la Constitución y la creación de un consejo militar que dirigirá el país durante los próximos dos años. El presidente arrestado llevaba en el poder 30 años, desde 1989.

Ibn Auf ha asegurado que habrá elecciones cuando se complete el periodo de transición de dos años. Además ha señalado que se ha cerrado el espacio aéreo durante 24 horas y los pasos fronterizos hasta nuevo aviso.

El mensaje del ministro de Defensa llega después de conocerse que Al Bashir ha presentado su dimisión por la presión de las manifestaciones que se suceden desde diciembre en su contra en el país africano por la grave crisis económica que está padeciendo la población.

La ONU solicita el fin del estado de emergencia

Expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas han pedidoel fin del estado de emergencia en Sudán, donde la represión a las protestas contra el gobierno del presidente Omar al Bashir ha causado más de 20 muertos y un centenar de heridos en la última semana.

El derrocamiento de Al Bashir ocurrió después de que miles de manifestantes permanecieran acampados en los alrededores del principal complejo militar de Jartum, la capital sudanesa, desde el pasado sábado para pedir el apoyo del Ejército frente al presidente.

Las acampadas son el último capítulo de cuatro meses de protestas antigubernamentales, iniciadas por la oposición a que el Gobierno subiera el precio del pan y otros productos básicos.

Las Fuerzas de la Libertad del Cambio de Sudán, grupo que aglutina a partidos y grupos opositores, afirmaron que el golpe militar contra al Bashir es una estrategia del mismo régimen para mantenerse en el poder, por lo que pidieron que continúen las protestas.

Egipto expresa su "total confianza" en el Ejército

El Ministerio de Exteriores egipcio ha señalado en un comunicado que El Cairo "sigue de cerca y con gran interés" los acontecimientos en Sudán, al que ha descrito como un "país amigo", al tiempo que ha recalcado su "firme determinación" de mantener "lazos profundos" con Jartum.

Asimismo, ha pedido a la comunidad internacional que respalde la elección del pueblo sudanés y para lograr una transición pacífica para "un futuro mejor". "Egipto seguirá apoyando al pueblo y el Gobierno sudanés para lograr la estabilidad y prosperidad del pueblo sudanés", ha zanjado el comunicado.

Por su parte, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha abogado por una "reconciliación nacional" y "paz" en Sudán, antes de apostar por mantener las "profundas" relaciones bilaterales con el país africano, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

Ahora en Portada 

Comentarios