Lunes, 10.12.2018 - 12:35 h
En Holanda

Suspenden un ensayo clínico de Viagra en embarazadas por la muerte de 11 bebés

Al estudio se habrían presentado 183 gestantes con embarazos de riesgo, de las que 93 recibieron Viagra y 11 han perdido a sus bebés al poco de nacer.

Embarazada
El ensayo se aplicaba en mujeres embarazadas / Pixabay

La noticia ha conmocionado a buena parte de Europa. Un ensayo clínico que se estaba realizando de forma simultánea en 10 hospitales de los Países Bajos ha tenido que ser suspendido por la muerte de 11 bebés en el experimento, que consistía en administrar Viagra a mujeres embarazadas para estimular el crecimiento de la placenta en fetos con problemas.

El Hospital Universitario de Amstérdam era el que dirigía la investigación y el que ha anunciado su suspensión después de que un comité interno analizara la situación tras hacer a las mujeres una prueba anual del experimento. Este ensayo comenzó en 2015 y en él participaron 183 mujeres embarazadas, de las que 93 tomaron Viagra y 90 un placebo. En el grupo de las primeras murieron 19 bebés, 11 de ellos por problemas pulmonares inesperados. En el segundo grupo tres bebés presentaron problemas de este tipo, pero los superaron.

Lo que los médicos querían conseguir con este ensayo era, a partir del sildenafil que lleva la Viagra, aumentar el flujo de sangre en la placenta y que los fetos se desarrollaran mejor. Pero todo parece indicar que la administración de esta sustancia habría sido contraproducente y les habría restado oxígeno de los pulmones.

El centro médico ha anunciado que las 183 gestantes que participaron ya presentaban problemas en sus embarazos, si bien ha reconocido que el sildenafil habría sido perjudicial para los bebés una vez nacidos. Para las madres no habría habido ningún problema ya que para ellas no tenía efectos secundarios. 

El diario holandés De Volkskrant recoge las primeras palabras del jefe de la investigación, Wessel Ganzevoort, quien ha lamentado lo ocurrido y ha avisado de los riesgos de esta prueba a centros de Canadá que la están llevando a cabo. “Queríamos mostrar que era una buena manera de promover el crecimiento fetal. Ha ocurrido lo contrario. Lo último que quieres es dañar al paciente”, ha declarado al rotativo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios