En Portugal

Torturada horas por la reina de la droga de Oporto: "Iba a cortarme las orejas"

A la víctima le habían dado una bolsa de droga para que la escondiera en su casa. Cuando quisieron recuperarla había desaparecido. Ahí empezaron las torturas. 

Efectivos portugueses de la Guardia Nacional Republicana
Efectivos portugueses de la Guardia Nacional Republicana
Europa Press

Entre lágrimas una mujer que limpiaba en la casa de la conocida como 'reina de las drogas' de Oporto (Portugal) ha asegurado que "dijo que me iba a cortar las orejas". Le pidieron que guardara una bolsa que contenía droga y aceptó. Cuando llegó a su casa la metió detrás de un armario. Cuando quisieron recuperarla la bolsa había desaparecido. Ahí empezó la tortura que asegura sufrió.

"Ya no tenía fuerzas", recoge el Correio da Manhà. Recuerda que el pasado 2 de junio de 2016 dos mujeres se le acercaron y con una pistola Taser la dejaron inconsciente. A partir de ahí llegaron las torturas y no olvida que "me metieron en el mar durante una hora por la noche y fui golpeada muchas veces con una palanca".

No fueron las únicas torturas que recogen los medios portugueses. También fue obligada a sentarse sobre ortigas durante mucho tiempo. La bolsa son la droga solo tenía que permanecer en su casa tres días. Cuando intentaron recuperarla y ver que se había esfumado no dudaron en sacarle la verdad a la empleada del hogar como fuera. 

El secuestro empezó a las ocho de la mañana y no fue hasta las seis de la madrugada del día siguiente cuando la soltaron, dejándola abandonada en la calle. 

Mostrar comentarios