Martes, 17.07.2018 - 15:41 h
Tomará el té con ella

Lo que Donald Trump debe evitar para no meter la pata con la Reina de Inglaterra

El presidente de Estados Unidos tiene una importante cita este viernes y, si no quiere ofender a su Majestad, debe tomar nota.

Donald Trump saluda antes de subir al helicóptero presidencial
Donald Trump tomará el té con la Reina este viernes / EFE

Donald Trump está en Europa, lo que, como era de esperar, está generando numerosos titulares. Este jueves, asistió primero a la cumbre de la OTAN donde departió con el presidente de España, Pedro Sánchez, y se trasladó inmediatamente a Reino Unido. Allí estará unos días en una visita de Estado que tiene vital importancia en medio de las tensiones que está generando la pronta aplicación del Brexit en las islas. 

Si el jueves por la noche ya se vio con la premier Theresa May, este viernes tiene, quizá, la cita más importante de su agenda: tomará el té con la Reina de Inglaterra en el Palacio de Windsor. Un encuentro de altura en el que estará acompañado por su esposa Melania y para el que el presidente estadounidense debe prepararse a conciencia, pues en Palacio rige un protocolo estricto que nadie debe saltarse. Pero ya conocemos a Trump, su incontinencia verbal y su particular forma de actuar, por lo que podría cometer algún error que diera al trate con la cita.

Para que eso no ocurra, desde Business Insider recogen una serie de comportamientos que serían totalmente inapropiados. Algo que no solo viene bien a Trump; cualquiera de nosotros podría necesitarlos algún día -nunca sabes cuándo puedes tener la oportunidad de visitar a la Reina-. 

En primer lugar, lo más importante se recoge en una frase muy simple: "You can look, but you can't touch" ("Puedes mirar, pero no puedes tocar"). Con la Familia Real británica debe regir siempre esta premisa, pues si va a haber contacto físico, lo deben iniciar ellos. Este principio es importante para Trump, que normalmente siempre da contundentes apretones de manos. Otro aspecto importante que a buen seguro al presidente americano le cuesta seguir es no tomar la delantera cuando camine junto a la Reina Isabel. Debe ser ella quien tome la delantera. ¿Podrá resistirse Trump?

En la cumbre de la OTAN el magnate cometió un grave error protocolario al llamar a la canciller alemana Angela Merkel por su nombre de pila. Esto no puede suceder con la Reina, a quien siempre se debe llamar Su Majestad. Igualmente, no puede sentarse antes de que ella lo haga, además la Reina le ofrecerá sentarse cuando ella esté acomodada, por lo que Trump deberá esperar para tomar asiento. 

Aunque van a tomar solo el té, en caso de que el presidente quiera acompañarlo con alguna pasta, también debe tener cuidado con su forma de comer. Porque, de nuevo, debe ser la Reina quien tome la delantera con la comida. Además, una vez que ella termine, los demás también deberán hacerlo porque los platos serán retirados, así que Trump debe comer sin prisa pero sin pausa para no quedarse con el bocado en la boca. 

Otra regla no escrita es la prohibición absoluta de utilizar el móvil durante la reunión, cuando se está con la Reina, no puede haber nada más importante. Además, el presidente americano debe tener mucho cuidado de mencionar el Brexit, porque es tema tabú en el Palacio de Windsor. No obstante, sí que hay un requisito del que, si quiere, se puede librar, porque al no ser ciudadano británico no tiene la obligación de inclinarse ante Su Majestad, aunque...sería un detalle que no le costaría nada y le haría quedar mejor a sus ojos.

Lo que Donald Trump debe evitar para no meter la pata con la Reina de Inglaterra

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios