Martes, 17.09.2019 - 07:40 h
En Singapur

Trump arroja dudas sobre la celebración de la reunión con Kim Jong-un en junio

Pyongyang ha amenazado con cancelar el encuentro si Washington no cesa en sus reclamaciones de una desnuclearización unilateral.

Trump saca a la luz su lado más pragmático
Trump admite que es posible que la cumbre con el dirigente norcoreano no se produzca.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que, pese a que siguen en marcha los preparativos de cara a su cumbre con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, esta reunión podría sufirir un aplazamiento. "Estamos avanzando, y veremos qué pasa. Hay ciertas condiciones que queremos y creo que las lograremos. Si no, no tendremos la reunión", ha manifestado, antes de adelantar que "si no tiene lugar, quizá ocurra más tarde, en otro momento".

"Francamente, existe la posibilidad de que sea una gran reunión para Corea del Norte y un gran encuentro para el mundo. Tenga lugar o no, se sabrá muy pronto, pero estamos hablando", ha zanjado. El mandatario ha dicho antes de reunirse con su homólogo surcoreano, Moon Jae In, que su exigencia de que Pyongyang debe desnuclearizarse de cara a mantener el encuentro, previsto para el 12 de junio en Singapur. El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que "la semana próxima" se sabrá si su esperada cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, se produce el 12 de junio en Singapur, o se pospone para otra fecha. "Sobre Singapur, vamos a verlo. Podría ser el 12 de junio. Ya veremos. La semana próxima sabremos lo que pasa con Singapur y, si vamos, será algo muy bueno para Corea del Norte", dijo Trump en declaraciones a periodistas en la Casa Blanca, antes de viajar a Nueva York.

Horas antes, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, advirtió de que su Gobierno no realizará ninguna concesión para debatir la desnuclearización con Corea del Norte de cara al encuentro programado entre Trump y Kim. Pyongyang ha amenazado con cancelar el encuentro si Washington no cesa en sus reclamaciones de una desnuclearización unilateral. La Administración norteamericana, sin embargo, no ha dado muestras de cambiar su actual mensaje.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, avisó hoy de que su Gobierno está preparado para interrumpir las negociaciones con Corea del Norte si las conversaciones sobre el fin de su programa nuclear y de misiles no va por buen camino. "Tenemos una idea clara sobre la historia del régimen norcoreano. Es hora de resolver esto de una vez. Un mal acuerdo no es una opción para nosotros", afirmó Pompeo en una comparecencia ante el comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes. "El pueblo estadounidense cuenta con nosotros para que hagamos esto bien. Si no se nos presenta el acuerdo correcto, respetuosamente nos marcharemos", añadió.

No obstante, Pompeo, que se ha reunido dos veces con Kim en las últimas semanas, se mostró "optimista" sobre las perspectivas de que la histórica cumbre pueda celebrarse. El futuro de la cumbre está en duda desde la semana pasada, cuando Corea del Norte amenazó con cancelarla debido a lo que consideró como presiones de la Casa Blanca para imponerle un modelo de desnuclearización "unilateral".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios