Miércoles, 24.04.2019 - 04:54 h
Pretende reducir las peticiones fraudulentas

Trump devolverá a solicitantes de asilo a México mientras se resuelven sus casos

A estos inmigrantes, se les permitirá regresar a EEUU para comparecer ante un juez cuando se les cite en audiencia.

El presidente estadounidense Trump participa en una mesa redonda sobre seguridad fronteriza en la Casa Blanca, en Washington (EFE/EPA/SHAWN THEW)
Donald Trump participa en una mesa redonda sobre seguridad fronteriza  / EFE

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que devolverá a algunos solicitantes de asilo a México a la espera de que la Justicia resuelva sus casos, en una nueva estrategia que, según The Washington Post, podría poner a la práctica este mismo viernes.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EEUU explicó, en un comunicado difundido anoche, que a ciertos solicitantes de asilo ya no se les dejará en libertad en el país como hasta ahora, sino que serán devueltos a México mientras se resuelven sus casos. A estos inmigrantes, se les permitirá regresar a EEUU para comparecer ante un juez cuando se les cite en audiencia.

The Washington Post, que cita funcionarios estadounidenses, informó de que los primeros retornos se producirán este viernes en el puerto fronterizo de San Ysidro, en el límite entre San Diego (California) y Tijuana (Baja California).

Estados Unidos pretende reducir así los casos de "asilo fraudulento", en los que los inmigrantes, aunque dicen que van a pedir el asilo, "a menudo no presentan una solicitud de asilo y/o desaparecen antes de que un juez de inmigración pueda determinar los méritos de cualquier petición" una vez son puestos en libertad.

Según datos del Gobierno de EEUU, un 90 % de las solicitudes de asilo son rechazadas en última instancia.

La secretaria del DHS, Kirstjen Nielsen, dijo que la nueva medida "no tiene precedentes" y aseguró que ayudará a poner fin al "abuso" de las "generosas" leyes migratorias estadounidenses, así como a abordar la "urgente crisis humanitaria" en la frontera sur.

El presidente de EEUU, Donald Trump, se ha obsesionado en los últimos meses con la llegada de solicitantes de asilo en las llamadas caravanas migratorias procedentes de Centroamérica e integradas por miles de inmigrantes.

Cerca de 10.000 inmigrantes esperan en estos momentos su ingreso a México en la frontera con Guatemala en una de esas caravanas y unos 2.000 ingresaron la semana pasada a ese país sin cumplir con los protocolos requeridos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Según el DHS, México se hará cargo de proveer ayuda humanitaria a los inmigrantes retornados mientras esperan en ese país la resolución de sus casos.

Fuentes del Gobierno de México indicaron a Efe que el país tan solo recibirá a sus nacionales o a extranjeros con una condición legal previa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios