Domingo, 20.10.2019 - 01:02 h
"Es hora de salir de ridículas guerras sin fin"

Trump se reafirma en su decisión de abandonar a su gran aliado contra el ISIS

Advierte a Turquía de que no se sobrepase, en alusión a una inminente ofensiva turca contra las milicias kurdosirias.

Las fuerzas kurdas anuncian el fin del 'califato' territorial del Estado Islámico en Siria (EFE)
Las fuerzas kurdas anuncian el fin del 'Califato' del Estado Islámico en Siria. / EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reafirmó este lunes en su decisión de retirar las tropas norteamericanas del norte de Siria, porque "ya es hora" de salir de "ridículas guerras sin fin", pero advirtió a Turquía de que no se sobrepase, en alusión a una inminente ofensiva turca contra las milicias kurdosirias, el gran aliado de EEUU en la guerra contra el Estado Islámico. 

A golpe de tuit, el mandatario justificó su decisión de replegar las tropas estadounidenses del norte sirio: "Es hora de que nos retiremos de estas ridículas guerras sin fin, muchas de ellas tribales, y de devolver a nuestros soldados a casa", indicó Trump.

"LUCHAREMOS DONDE SEA POR NUESTRO BENEFICIO, Y SOLO LUCHAREMOS PARA GANAR. Turquía, Europa, Siria, Irán, Irak, Rusia y los kurdos tendrán que solucionar la situación, y ver qué quieren hacer con los combatientes capturados por el Estado Islámico (ISIS) en su 'vecindario'", escribió el mandatario.

De esta manera, el presidente confirmaba su anuncio del domingo por la noche de la salida de las tropas estadounidenses del norte del país árabe ante la inminente operación militar de Turquía contra las milicias kurdosirias, en la que Washington no quiere verse involucrado. En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, explicó que Trump informó de su decisión a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una conversación telefónica.

"Las Fuerzas Armadas de EEUU no apoyarán ni se implicarán en la operación, y las fuerzas de Estados Unidos, tras haber derrotado el 'Califato' territorial del ISIS, no permanecerán en el área próxima", subrayó Grisham.

Este fin de semana, Erdogan adelantó que era "inminente" una intervención castrense turca en el territorio sirio contra las milicias kurdosirias al este del río Éufrates, y aseguró que a Ankara se le ha acabado la paciencia para esperar el apoyo de EEUU en esta acción. El objetivo de la ofensiva será terminar con las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), uno de los más fieles aliados de Washington en la lucha contra el ISIS, pero consideradas "terroristas" por Ankara por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía.

Ante las amenazas turcas, Trump amenazó este lunes con destruir la economía de Turquía si se sobrepasa en el norte de Siria. "Como dije antes, y solo para reiterar, si Turquía hace algo que yo, en mi gran e inigualable sabiduría, considero que está fuera de los límites, destruiré y aniquilaré totalmente la economía de Turquía", apuntó Trump en Twitter.

"¡Lo he hecho antes!", se vanaglorió el mandatario, en referencia al desplome de la lira turca, que en agosto perdió un 25 % de su valor después de que EEUU convirtiera la liberación del misionero estadounidense Andrew Brunson en una causa diplomática.

Por el momento, el Pentágono no ha ofrecido detalles sobre cómo se desarrollará la retirada de los soldados que quedan en suelo sirio. El anuncio de Trump ha sido criticado por miembros de su propia formación política, el Partido Republicano, que le han pedido que recule. El senador Lindsey Graham, uno de los principales defensores del presidente en el Congreso, describió este lunes la decisión de Trump como "corta de miras e irresponsable".

"Esta decisión impulsiva del presidente ha deshecho todas las ganancias que hemos obtenido, lanzando la región a un mayor caos", avisó Graham en una entrevista a la cadena de televisión Fox News.

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, opinó en un comunicado que Trump debería revertir su decisión y alertó de una "retirada precipitada". "Insto al presidente a ejercer el liderazgo estadounidense para mantener unida nuestra coalición multinacional para derrotar al ISIS y evitar un conflicto importante entre nuestro aliado de la OTAN, Turquía, y nuestros socios locales sirios contra el terrorismo", urgió McConnell.

EEUU inició su intervención militar en Siria en septiembre de 2014, meses después de la proclamación de un "Califato" por parte del ISIS en ese país e Irak, donde los yihadistas tomaron partes del norte y el centro de ambos Estados árabes. La participación estadounidense en Siria ha sido en el marco de la coalición internacional que ha luchado contra los yihadistas prestando apoyo a las milicias kurdosirias sobre el terreno.

Ahora en Portada 

Comentarios