Domingo, 16.06.2019 - 01:33 h
Polémica

Trump y el antiguo subdirector del FBI se enzarzan a cuenta de la trama rusa

Acusa al presidente de EEUU de lanzar un "ataque indiscriminado" contra la agencia.

Trump
 

El antiguo subdirector del FBI Andrew McCabe ha acusado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de lanzar un "ataque indiscriminado" contra la agencia de seguridad y ha asegurado que, a pesar de las negativas de la Casa Blanca, ha habido "llamativos" contactos con Rusia.

McCabe, 'número dos' del FBI durante la etapa de James Comey, llegó a ejercer como director en funciones tras el despido de este último y, al igual que su antiguo jefe, está en el punto de mira de Trump por las supuestas "mentiras" vertidas contra el entorno del presidente.

McCabe, que está en plena promoción de su libro de memorias ('La amenaza: cómo protege el FBI a Estados Unidos en la era del terrorismo y de Trump'), ha denunciado los "ataques" sufridos por el FBI en los últimos dos años durante una entrevista a la emisora NPR.

"No creo que hayamos visto en toda la historia una cifra de contactos y con un significado tal entre personas del entorno del presidente, de su campaña, con nuestro enemigo internacional más importante: el Gobierno de Rusia", ha afirmado McCabe. "Solo me resulta llamativo a mí", ha añadido.

Aunque no ha explicado en qué se habrían traducido estos contactos, ha alegado que las informaciones recabadas hasta ahora por el fiscal Robert Mueller son "enormemente convincentes". Durante estas pesquisas se han destapado encuentros polémicos entre la campaña de Trump y ciudadanos rusos, aunque por ahora no se ha dictado ninguna imputación específica por la supuesta colusión.

Trump ha respondido a las últimas declaraciones de McCabe a través de Twitter, donde se ha referido a él como un responsable "caído en desgracia". "Fue despedido por mentir y ahora su historia se vuelve todavía más loca", ha afirmado el presidente en una serie de mensajes publicados este lunes.

McCabe también ha aludido en una entrevista con la cadena CBS que el exvicefiscal general Rob Rosenstein planeó en 2017 la posibilidad de utilizar la XXV Enmienda de la Constitución, según la cual un presidente puede ser apartado por iniciativa de su propio gabinete.

Además, según ha añadido McCabe a NPR, Rosenstein también tanteó la posibilidad de que altos funcionarios llevasen micrófonos ocultos para recabar pruebas contra Trump. "El vicefiscal general dice que nunca autorizó a nadie para llevarlo, algo que es verdad porque nadie le pidió la autorización", ha matizado.

Trump ha sugerido que tanto McCabe como Rosenstein --"contratado por Jeff Sessions (otra joya)"--, podrían haber planeado "algo ilegal" cuando fueron "pillados". En este sentido, ha defendido que tienen "mucho que explicar" a los "millones de personas (que) eligieron a un presidente que les gusta y que ha hecho un buen trabajo".

Ahora en Portada 

Comentarios