Martes, 15.10.2019 - 09:46 h
En el primer día de su ofensiva

Turquía destruye depósitos kurdos pero no logra entrar en las principales urbes

Turquía puso en marcha la ofensiva militar con la que pretende expulsar a los milicianos kurdos sirios de varios territorios al norte de Siria.

Un carro blindado turco en la frontera con Siria
Turquía ha destruido 181 objetivos, principalmente depósitos de municiones. / EFE

El Ejército de Turquía ha destruido 181 objetivos, principalmente depósitos de municiones de la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG), en el primer día de su ofensiva en el noreste de Siria, aseguró hoy el Gobierno turco.

Al menos 60 cazas turcos participaron durante el inicio de la ofensiva y penetraron unos 30 kilómetros en territorio sirio, acorde a la pretensión de Ankara de tomar el control de una franja de unos 32 kilómetros de ancho a lo largo de toda la frontera turco-siria entre el río Éufrates y la frontera con Irak.

Este territorio, habitado en su mayor parte por la población kurda de Siria, está ahora bajo control de las YPG, que Ankara considera "terroristas" por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

Y, por su parte, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los milicianos kurdos sirios, han asegurado que han repelido un intento de las fuerzas militares turcas y sus aliados rebeldes sirios para entrar en la localidad de Ain Issa, en el norte de Siria.

Según fuentes kurdas sirias, los milicianos de las FDS han conseguido "detener el avance de las fuerzas" de la ofensiva lanzada por Turquía y han causado "bajas en sus filas".

El presidente del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, Rami Abdel Rahman, ha contado a la agencia de noticias DPA que las tropas turcas y sus aliados no han logrado ningún avance en la noche del miércoles al jueves y no han conseguido entrar en ninguna de las ciudades principales que tienen bajo su control las FDS. Además, ha indicado que se han registrado bombardeos en varias zonas de las afueras de Tel Abyad.

Residentes que han huido de esta ciudad han explicado a DPA que algunos civiles que siguen dentro de la urbe no han podido abandonarla porque se lo han impedido los milicianos de las FDS. "Quieren usarnos como escudos humanos", ha explicado un residente que ha pedido que se mantenga su identidad en el anonimato. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios