Un ataque contra la sede del aspirante presidencial Santos deja once heridos

  • El comandante de la Policía de Nariño, William Montezuma, indicó aperiodistas que un hombre en moto cruzó frente a la sede del candidatodel Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U, oficialista),en Pasto, capital del departamento de Nariño, y lanzó un artefacto.
EFE

Al menos once personas resultaron heridas, entre ellas tres policías, como consecuencia de la explosión de un artefacto lanzado hoy por desconocidos contra la sede de la campaña del aspirante presidencial Juan Manuel Santos, en el departamento colombiano de Nariño, fronterizo con Ecuador.

El comandante de la Policía de Nariño, William Montezuma, indicó a periodistas que un hombre en moto cruzó frente a la sede del candidato del Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U, oficialista), en Pasto, capital del departamento de Nariño, y lanzó un artefacto.

Los heridos, en su mayoría lugareños que se desplazaban por la zona, en pleno centro de la ciudad, fueron trasladados a centros hospitalarios de la ciudad.

El jefe de campaña de Santos en Pasto, Germán Chamorro, dijo a periodistas que la explosión causó pánico entre la gente y dejó seriamente averiada la sede del Partido, así como, cuando menos, otras 30 viviendas del sector.

Por su lado, el gobernador de Nariño, Antonio Navarro, dijo que su administración toma medidas para garantizar el normal desarrollo de las elecciones del próximo 30 de mayo.

Juan Manuel Santos y Antanas Mockus (del Partido Verde) son los dos candidatos con más opciones para suceder al presidente Álvaro Uribe, quien completará ocho años en el poder el próximo 7 de agosto.

La primera vuelta de los comicios presidenciales colombianos, a la que acuden nueve candidatos, se cumplirá el 30 de este mes. Si ninguno de los aspirantes, como lo plantean diferentes encuestas, alcanza la mitad más un voto, será necesaria una segunda vuelta, que se cumplirá el 20 de junio.

Pese a algunos alteraciones de orden público ocurridas en los últimos días, cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asesinaron a nueve infantes de marina en el departamento del Caquetá (sur), el ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, ha dicho que estas elecciones serán las más seguras en los últimos 30 años.

Silva también ha denunciado un supuesto plan de las FARC en el que guerrilleros vestidos de policías cometerían acciones terroristas el día de los comicios presidenciales.

Para reforzar la seguridad en esta recta final de la campaña las autoridades han iniciado el despliegue de 350.000 militares y policías en todo el país.

Mostrar comentarios