Martes, 21.11.2017 - 22:57 h

Un libro desata en Alemania agrios debates sobre los inmigrantes

Según un estudio de la Universidad de Bielefeld, uno de cada dos alemanes está de acuerdo con la afirmación de Sarrazin de que en Alemania hay demasiados extranjeros.

Un directivo del Bundesbank defiende su mensaje antimusulmán

El debate sobre la inmigración se ha reabierto en Alemania e "integración" es la palabra de moda, principalmente tras la publicación de un libro titulado "Alemania se abandona" por uno los directores del Banco Central alemán, Thilo Sarrazin, en el que relaciona la decadencia de Alemania como nación con la presencia de emigrantes y musulmanes en especial.

Sarrazin atribuye a los inmigrantes musulmanes carencias intelectuales y mala voluntad para integrarse y esa ha sido la punta del iceberg por la que el propio director se enfrenta ahora a una muy probable destitución, según adelantan algunos medios locales.

La canciller alemana, Angela Merkel, hizo trascender su satisfacción por la decisión del Bundesbank, y destacó que para el país que gobierna resulta clave integrar a los inmigrantes en la sociedad, "pero en la misma medida esperamos que ellos también se esfuerzen por lograrlo", dijo en una entrevista con el periódico turco "Hürriyet".

"Integración es dar y recibir. Debemos estar abiertos. Pero también deben respetarse las leyes alemanas, y la lengua alemana debe aprenderse", agregó.

Sin embargo el presidente alemán, Christian Wulff, negó que la mayoría de los migrantes que viven en Alemania tengan poca disposición a integrarse, como aseguró el socialdemócrata Sarrazin. "La mayoría participa con éxito en los cursos de integración", señaló Wulff al "Mainzer Allgemeinen Zeitung".

Ciudadanos anónimos se han apresurado también a hacer sus propias declaraciones  y según un estudio de la Universidad de Bielefeld, uno de cada dos alemanes está de acuerdo con la afirmación de Sarrazin de que en Alemania hay demasiados extranjeros.

Sólo un 16% dijo estar de acuerdo en que la cultura musulmana es compatible con la alemana, afirmó ante el "Frankfurter Rundschau" el sociólogo que dirigió el estudio, Andreas Zick.

En Alemania 18,7% de la población es inmigrante o proviene de familias inmigrantes (15,4 millones). La inmigración en Alemania ha pasado por varias etapas de desarrollo y ahora supone una respuesta al retroceso de la natalidad como ocurre también en otros países como España.

Alemania recibe una importante cantidad de inmigración turca, e incluso el Barrio turco en Berlín es una atracción turística más que aparece en numerosos sitios web alemanes.

Ahora en portada

Comentarios