Domingo, 20.01.2019 - 03:54 h
Sucesos

Vendió un riñón para comprar un iPhone y ahora vive sin poder salir de una cama

Xiao Wang se jugó la vida por un artículo de tecnología. Se compró un iPhone y un iPad pero le ha salido muy caro.

Fotografía iPhone Xs
Fotografía iPhone Xs / Apple. 

El nombre de Xiao Wang se hizo popular en 2011 por una decisión inusual que cambiaría su vida… para mal. El joven tenía entre ceja y ceja el propósito de tener un iPhone y no paró hasta conseguirlo aunque para ello tuviese que jugarse la vida.

Por aquel entonces tenía 17 años pero no disponía de dinero para adquirirlo. Por ello, y como solución a este problema, no lo dudó y decidió vender uno de sus riñones con las consecuencias que ello implicaba

Desde su localidad natal de Hunan, ubicada en el sur de China, este estudiante se puso en contacto con una red ilegal de tráfico de órganos para asegurarse el dinero para comprar el iPhone. Todo ello, eso sí, sin que ningún familiar conociese sus intenciones.

¿Cuál era el precio que tenía su riñón? Nada más y nada menos que 3.000 dólares. Una cantidad muy superior a la del precio de un iPhone que Wang no dudó en aceptar.

Con un riñón menos y con 3.000 dólares en los bolsillos Wang se compró un iPhone y un iPad. Todo había salido como él había querido… hasta que la realidad se volvió en su contra. 

Prisión para los implicados

Según informa ‘BBC’, en la clínica ilegal en la que se sometió a la operación contrajo una infección que daría lugar a una insuficiencia renal.

En la actualidad, Wang no puede hacer vida normal. Vive postrado en una cama conectado a una máquina de diálisis y precisando de asistencia 24 horas al día.

Su familia se enteró cuando su madre le preguntó de dónde había sacado el dinero para comprar el móvil y la tablet. Wang confesó y sus padres denunciaron lo ocurrido a las autoridades. Nueve personas fueron arrestadas, todas ellas condenadas a 3 y 5 años de prisión.

La familia recibió una indemnización de 200.000 dólares. Un dinero que no puede hacer frente a la cruda realidad de tener que ver a su hijo en una cama todo el día. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios