Plataforma robótica de la NASA

La nave espacial InSight aterriza en la superficie de Marte tras 7 meses de viaje

El Centro de Astrobiología (CAB) es el responsable de la construcción y operación de los sensores de viento, fundamentales en la misión.

La nave espacial InSight aterrizará este lunes en Marte.
La nave espacial InSight aterrizará este lunes en Marte. / NASA

El modulo espacial InSight, la primera misión de la NASA que quiere estudiar específicamente el interior de Marte, aterrizó con éxito en la superficie del planeta rojo. La sala de control del Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena (California, EE.UU.) recibió la señal de que InSight se había posado en Marte tras siete meses de viaje y más de 484 millones de kilómetros recorridos.

InSight ayudará a los científicos a conocer cómo se formó Marte y su evolución, por qué ha perdido su atmósfera o por qué, si antes albergaba océanos de agua, ahora es tan árido, pero no solo eso. Marte es un planeta rocoso, como la Tierra, Venus y Mercurio, así que también podrá ahondar en el conocimiento de la formación del Sistema Solar. Para conseguirlo, lleva a bordo tres instrumentos principalesSEIS, un sismógrafo de altísima sensibilidad; HP3, sensores para el estudio del flujo de calor y propiedades físicas; y RISE, experimento para el estudio de la rotación y estructura interior. Todo ello ayudado desde tierra con modelos matemáticos y físicos.

"Te siento, Marte. Y pronto conoceré tu corazón. Con este aterrizaje a salvo, estoy aquí. Estoy en casa", dijo en su perfil oficial de Twitter el módulo InSight, que ha ido retransmitiendo en directo y a través de esta red social su viaje desde la Tierra desde el pasado mayo. Los científicos y técnicos de la NASA en la sala de control en Pasadena reaccionaron con una gran alegría, aplausos y abrazos colectivos a la esperada noticia de que InSight había concluido su viaje espacial con éxito.

Además, la NASA recibió la primera fotografía enviada desde Marte por InSight. InSight culminó con su amartizaje un viaje de 485 millones de kilómetros, desde la Tierra, que comenzó el pasado 5 de mayo cuando despegó de la Base Aérea Vandenberg en California (EE.UU.). A diferencia de otras misiones anteriores de la NASA centradas en la superficie o la atmósfera de Marte, la novedad de InSight es que su principal propósito es estudiar el interior del planeta para conocer más acerca de su composición y evolución.

Para ello, InSight cuenta, entre otros instrumentos, con un sismógrafo y una sonda que medirán la actividad y la temperatura internas del planeta, respectivamente. En este aspecto será fundamental la labor de una excavadora mecánica, incluida en el módulo, que perforará hasta unos cinco metros de profundidad en la superficie marciana.

InSight se ha posado e instalado en una zona plana de Marte conocida como Elysium Planitia, donde realizará su actividad investigadora. Para aterrizar con éxito, InSight ha tenido que superar los llamados por la NASA "siete minutos de terror", la delicada y breve fase de su misión en la que el módulo ha pasado de atravesar la atmósfera marciana a casi 20.000 kilómetros por hora a reducir su velocidad a unos cinco kilómetros justo antes de amartizar. Está previsto que InSight permanezca operativa en Marte durante alrededor de dos años.

Con tecnología española

La plataforma robótica incluye una estación meteorológica española. El Centro de Astrobiología (CAB), ubicado en España, ha suministrado los sensores de viento, como reconoce la propia web de la NASA.  El Centro de Astrobiología (CAB) es el responsable de la construcción y operación de otro instrumento de la misión, denominado TWINS. Aunque no es uno de los tres instrumentos principales, es un actor fundamental en esta misión, según el CAB, pues gracias a sus dos sensores "facilitará la vida" a SEIS, HP3 y RISE.

La estación española va a medir la temperatura del aire y la intensidad y dirección del viento sobre la superficie marciana, lo que ayudará, por ejemplo, a que el sismógrafo no cometa errores en sus mediciones: si sopla mucho el viento y se mueve la estructura de InSight o sus paneles solares, este podría entender que se están produciendo movimientos sísmicos cuando en realidad no es así.

La llegada de TWINS a Marte supone "un hito en la tecnología y en la ciencia española", como explica Alberto G. Fairen, investigador del CAB. "A partir de la semana que viene, España será el único país que tendrá dos estaciones meteorológicas activas a la vez sobre Marte. Ambas las hemos construido y las operamos desde el CAB", resume. 

TWINS está basado en la tecnología con la que en su día se construyó REMS, otra estación medioambiental a bordo de la misión MSL (Mars Science Laboratory) de la NASA, un laboratorio científico ensamblado en el rover Curiosity, actualmente en el planeta rojo.

En ella participaron empresas como CRISA y ALTER y universidades como la de Alcalá, la Complutense y la Politécnica de Cataluña; esta vez el instrumento ha sido mejorado por el CAB y CRISA, ahora en Airbus Defense & Space. Además, el miércoles 28, el instrumento REMS del Curiosity, se convertirá en la estación meteorológica que más tiempo ha estado activa sobre la superficie de otro planeta en toda la historia, más de seis años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios