Sábado, 14.12.2019 - 03:19 h
¿Qué sucedió en la semana, eh?
Profesor, abogado y consultor

Registradores del Siglo XXI

La pasada semana se celebró en Sevilla el V Congreso Nacional de Registradores de España centrado en la Innovación tecnológica y el Derecho europeo, en el que tuve el honor -y placer- de participar.

En el programa dedicado a la Innovación tecnológica se habló de Innovación en las Administraciones Públicas, Tecnología y Medios de Comunicación, y mucho de Blockchain: Retos y posibilidades, y sus aspectos jurídicos: Prueba e identidad.

Asimismo, se habló de Análisis de Datos e Inteligencia Artificial, de los retos de la innovación en el ámbito inmobiliario, de la innovación tecnológica al servicio de la sociedad, de Legal Tech y se presentaron interesantes proyectos.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar

La idea de la Mesa o panel sobre “Tecnología y medios de comunicación”, que tuve el privilegio de moderar, era la de aprender “en pellejo ajeno” cómo la digitalización había transformado -o para algunos, destrozado- un sector.

En ella participaron y nos contaron su visión y experiencia reputados periodistas de innovación tecnológica: Guillermo Cid (@guilleciro), Mar Cabra (@cabralens), Susana Blázquez (@BlockchainBlaz) y Eugenio Mallol (@eugemallol).

La conclusión general fue que, si bien es cierto que la digitalización había afectado al modelo de negocio, también había aportado nuevas herramientas y, sobre todo, una “nueva forma de trabajar” a la que el sector se había tenido que adaptar.

Así, por ejemplo, el trabajo que realizó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre “los papeles de Panamá” (que recibió el premio Pulitzer 2017) no se hubiera podido llevar a cabo sin las tecnologías de Análisis de Datos.

Por otra parte, también hubo acuerdo en que, por mucho que mejore la tecnología e, incluso, exista -ya- una Inteligencia Artificial que puede escribir ciertas noticias, las máquinas no podrán sustituir nunca al buen periodista.

Blockchain

Como decía, se hablo mucho de “blockchain” (bases de datos distribuidas) y del temor de que esta tecnología pueda afectar negativamente a la función y actividad registral. Y se escucharon opiniones para todos los gustos.

La posición más tajante fue la de Rafael Fernandez Morlanes (@fdezmorlans) Fiscal miembro de la Comisión de Investigación sobre la tecnología “blockchain” del CGPJ, que aseguró que esta tecnología nunca sustituiría a los Registradores.

Sin embargo, también se oyeron otras voces, más matizadas, como las de Cristina Carrascosa (@CarrascosaCris_) y Pablo Fernandez Burgueño (@pablofb), que se referían a “otra forma de hacer las cosas”, que ‘deberían’ liderar los Registradores.

Big Data e Inteligencia Artificial

En el bloque de “AI & Data Analytics”, Pablo Haya (@pablohaya), del Instituto de Ingeniería del Conocimiento, habló de las enormes posibilidades de los Registros de prestar nuevos servicios en el siglo XXI con los datos que tienen.

En este sentido se presentaron varios proyectos en el ámbito inmobiliario, basados en Big Data e IA, como los de Rosa García Teruel (@Mosteleta), Manuel Gómez (@sareb), Vicente Ortiz. (@vicente_o) y Miguel Linera Alperi (@arexre_tech).

Y también se presentó por Rocío Perteguer Prieto (@rpertepri), Vocal del Colegio de Registradores, el “Proyecto Regturi” sobre apartamentos turísticos, para evitar los fraudes y estafas que se están produciendo últimamente en este sector.

Conclusiones provisionales

De este V Congreso Nacional de los Registradores de España, sobre Innovación tecnológica y Derecho europeo, aparte de un sentimiento de agradecimiento por el exquisito trato recibido, me llevo las siguientes conclusiones “provisionales”:

1. Los Registradores no tienen miedo a la tecnología y, aunque pueda haber un grupo, como en todo colectivo, que no quiera “complicarse la vida”, la mayoría de ellos son muy conscientes de los retos y oportunidades que aquélla plantea.

2. No sólo han demostrado un gran interés por los temas tratados (las sesiones estaban a rebosar y los debates se alargaban en los pasillos y las sobremesas), sino que se demandaba aterrizar la teoría a proyectos concretos.

3. Aunque creen firmemente en la vigencia y la necesidad de la función registral, saben que, si no lideran el uso de la tecnología (especialmente, las tecnologías emergentes), pueden perder parte de su actividad, que será realizada por otros.

4. Asimismo, son conscientes de que no se trata solo de prestar de forma digital los mismos servicios de siempre, sino de aprovechar el Big Data y la IA para prestar nuevos servicios, basados en el análisis de los datos.

5. En definitiva, el Congreso ha servido, en la línea que viene trabajando la Junta del Colegio y su Comisión de Innovación desde hace tiempo, para avanzar en la reflexión sobre la función y las actividades de los Registradores del siglo XXI.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING