Martes, 19.03.2019 - 07:57 h
Telediaria

Ada Colau en Sálvame Deluxe, una carambola política

Ada Colau, Sálvame Deluxe.
Lo divino y lo humano.

LLa denominada 'nueva política' ha sido, en realidad, una reinvención en las maneras de darse a conocer de los líderes políticos a la pluralidad de votantes. En esta estrategia, partidos como Podemos han tenido meridianamente clara la importancia de su presencia constante en programas de prime time, que es el motor clave en su crecimiento. Si no estás en la televisión, no existes...

A los políticos ya no les basta el formato informativo tradicional, buscan atraer la atención en todo tipo de públicos y audiencias. Así, también se han ido colando poco a poco en el género de entretenimiento. 

La última en prestarse a un show de estas características ha sido Ada Colau, que ha acudido a la versión nocturna de Sálvame esta semana. En Sábado Deluxe, Colau se ha sentado con Jorge Javier Vázquez para realizar una entrevista más personal. De hecho, el procés de independencia se ha tocado por encima. No vaya a ser que el público de Sálvame se espantara de un tema tan manido.

Objetivo conseguido, la audiencia se quedó atrapada por una conversación que Ada controló a la perfección. Es una maestra de la comunicación, sabe transmitir los mensajes con naturalidad e incluso aguantar la atención del público cuando el espectáculo decae.

Y, así, regaló a Jorge Javier un titular que nadie se esperaba. Colau, dejó caer que había tenido novia. En ese instante, el público se sobresaltó con un murmullo de asombro. Algo así como "uuuuuuuuuh". Tal vez aún no estamos preparados para escuchar según que afirmaciones con naturalidad. Al menos, las señoras del público de Sálvame. Pero Colau "se sinceró", como se dice en este tipo de programas, y puso el foco donde quiso en una entrevista que iba a pasar desapercibida.

Curtida en muchos platós, Ada Colau era consciente de que estaba dando a Sálvame lo que necesitaba. También al público potencial del programa, que estaba terrenalizando a la alcaldesa de Barcelona. Tanto que incluso Jorge Javier bromeó con que cuando quisiera pasara por el 'polígrafo'.  

Hasta hace poco, una de las quejas  de la sociedad era la lejanía de los representantes del mundo de los ciudadanos.  Ahora hay una estirpe de políticos que van donde está la gente y no sólo donde está la audiencia interesada en la política. ¿Por qué Ada Colau aparece en uno de los programas más reconocibles, Sálvame Deluxe, del canal de televisión líder como es Telecinco? Una carambola política: ha estado en directo en un púlpito de máxima audiencia -en la antesala de una inminente campaña electoral- y dándose a conocer ante unos espectadores complementarios a los habituales de un formato de perfil más político como es La Sexta Noche, donde también ha acudido.

Ada Colau compartiendo su vida como ha querido en Telecinco habrá conectado con más gente que Ada Colau en el caudal de noticias de un informativo de prime time. Es la forma en la que está cambiando el marketing de la política, donde se intenta sacar rédito de formatos de entretenimiento en los que, además, es fácil salir ileso, ya que en este tipo de shows de variedades no te hacen preguntas políticas demasiado difíciles, ese tipo de cuestiones que ponen a examen tu legislatura real.

el show de la política

Los políticos fuera del programa informativo

Esperanza Aguirre fue pionera en colarse con su calculada estrategia mediática en todo tipo de programas. También el presidente cántabro Miguel Ángel Revilla, habitual de platós, o Pablo Iglesias, que ha construido toda su trayectoria gracias a su presencia en televisión. Sin olvidar a Pedro Sánchez que incluso llamó por teléfono a Jorge Javier Vázquez, en directo, en Sálvame, consiguiendo amplificar su popularidad en un momento en el que todavía era un gran desconocido para las audiencias masivas.

En Estados Unidos y en el Reino Unido es habitual que los primeros espadas de la política aparezcan en todo tipo de programas: de informativos a entretenimiento. Concursos, magazines, realities, late nights… acuden a cualquier formato como personalidades relevantes. Y bailan si hace falta o cocinan si es necesario. Todo sea para no decepcionar a la poderosa audiencia.

En España, somos más críticos con cualquier tipo de aparición pública de los políticos. Al final, con esa hipocresía colectiva se corta las alas de la libertad de los representantes para lanzar su mensaje donde y como quieran. Hoy acusarán a Colau de populismo. Aunque, en verdad, populismo no es aparecer en un programa, sea Informe Semanal, Buenafuente o Sálvame. Populismo es vender humo barato y con proclamas de fácil digestión. Ya sea en la televisión, o fuera de ella.

Ahora en Portada 

Comentarios