Jueves, 24.05.2018 - 12:08 h
Telediaria

Adiós a Espinete,
víctima del amianto

Espinete
 

Espinete llegó de casualidad. Tras el irregular éxito de la Gallina Caponata, TVE decidió dar un impulso a su Barrio Sésamo con un protagonista más empático. Dicho y hecho: la dirección de la cadena acudió al creador de los teleñecos, Kermit Love, para que diseñara un águila, pues era un ave muy española.

Pero Kermit estaba saturado de trabajo y persuadió a los de TVE con un personaje rosa que había imaginado para el Barrio Sésamo de Israel. Así apareció Espinete en nuestras vidas. El puercoespín nos marcó por sus ingenuas aventuras, por sus didácticas canciones y porque era tan travieso como nosotros.

En total, fueron 146 episodios, emitidos entre 1983 y 1988, con innumerables repeticiones. Han pasado ya 28 años desde que la actriz Chelo Vivares se quitara el traje y Espinete fuera guardado en un baúl en Prado del Rey. En estas tres décadas, Espi sólo se ha escapado del almacén gracias a algunas apariciones estelares en especiales, como la gala de los 50 años de programas infantiles o, poseído por las perversas mentes de La Hora Chanante, en un corrosivo gag del late night frustrado de Pepe Navarro (Ruffus & Navarro) allá por 2006.

Pero… ¿dónde está ahora Espinete? Ahora mismo, el erizo rosa sigue escondido en Prado del Rey. Aunque, a diferencia de su compañero Don Pinpón que se conserva en mejor estado, Espinete se encuentra aislado por la toxicidad de las fibras de amianto que contienen las instalaciones de los viejos estudios de Color de Prado del Rey.

En otro país, Espinete estaría en un museo. Aquí, sin embargo, yacía en un edificio contaminado con amianto que acabó presa de una demolición.

Nada es para siempre, tampoco Espinete, que difícilmente ya podrá ser rescatado del amianto. Con la más que probable desaparición del disfraz original del erizo rosa, se esfuma uno de los mayores iconos de los ochenta en España.

España no es país de salvaguardar iconos, así que nos tendremos que conformar con nuestros recuerdos o con volver a ver al erizo en vídeos en Youtube y RTVE.ES. Aunque Espinete quizá merecía un destino mejor, a la altura de lo que significó y de toda la diversión que nos regaló.

Ahora en portada

Comentarios