Viernes, 20.09.2019 - 00:03 h
Telediaria

Anabel Alonso hace un 'Rosa de España' en 'Tu cara me suena': cuando el defecto es virtud

Este es el rostro con el que Anabel Alonso ha evidenciado que algo no ha salido del todo bien en su imitación de Conchita Bautista en la semifinal en directo de 'Tu cara me suena'.

Si Rosa de España salió del paso de una ida de letra con aquel icónico 'me he equivocao, olé", Anabel Alonso ha solucionado sus lapsus de la enredada letra del despiadado tema 'Cabecita loca' de Bautista con un agudo "creo que hay que reflexionar mientras una canta".

Buena jugada de la actriz que ha aprovechado el momento de la 'letra interruptus' para inyectar más comedia al show. Lo ha hecho con su inteligente habilidad para la más talentosa improvisación: "He hecho pausas para pensar lo que decía", ha incidido

"Te podría una nota alta pero como has cantado la mitad de la canción...", ha respondido Lolita, juez y arte de un formato que ha cerrado su séptima temporada como líder habitual.

El lapsus de Anabel no ha sido el gran momento de la semifinal, pero sí ha dado en la diana donde 'Tu cara me suena' se crece: en la imprevisibilidad del show que los grandes cómicos aprovechan a su favor. Y Anabel lo ha aprovechado, claro. 

En su actuación musical, Anabel Alonso no tenía ni bailarines, ni apenas escenografía. Pero ni falta que le hacía. Su ingenioso instinto del espectáculo es motor del infalible éxito televisivo clásico.

Esa televisión que se atreve incluso a reírse de sí misma. Ese es el alma que sustenta 'Tu cara me suena' como fiesta de buen rollo que hasta osa en bromear sobre los gajes de la propia tele (las menciones publicitarias que deben hacer de 'La Voz' inclusive o Lolita diciendo que volverá la próxima temporada sólo si "me contrata Antena 3").

Es el triunfo del valor de la naturalidad que fluye con soltura entre números musicales de trabajada producción y que está en peligro de extinción en la tele de usar, tirar, aparentar y olvidar que vivimos.

Ahora en Portada 

Comentarios