Martes, 25.09.2018 - 09:43 h
Telediaria

Antena 3 apuesta por su plató más emblemático para acoger La Voz: crónica de una decisión acertada

La Voz ya es de Atresmedia. Y se va a notar en contenido y en continente. Porque, a partir de ahora, el programa se rodará en uno de los estudios más emblemáticos de la cadena: el gran teatro que Antena 3 construyó para acoger Sorpresa, Sorpresa.

El plató, situado en la sede de la cadena en San Sebastián de los Reyes, es un acierto para impulsar el espectáculo de esta nueva edición del mítico talent show. Por primera vez, la grabación de la versión española de The Voice se grabará en un estudio de televisión con casi 3000 metros cuadrados. Prácticamente el doble de metros cuadrados que en Telecinco. Un lugar perfecto, por tanto, para poner al concurso al nivel internacional y potenciar el vigor de la puesta en escena dentro del amplio set, pero también para aprovechar el exterior de las instalaciones.

Porque el teatro de Antena 3 se construyó en los años noventa con amplitud de miras. Un edificio amplio y versátil para todo tipo de rodajes,  que, además, fue pensado para que sirviera de decorado televisivo no sólo en su interior, también en sus alrededores. De hecho, cuenta con una gran escalinata de acceso que se ideó para lucirse por la televisión (en las sorpresas de Sorpresa, Sorpresa) y, ahora, podrá dar juego a las audiciones ciegas de La Voz, como identificable y grandilocuente entrada que recibe a los aspirantes a brillar en el concurso.

Al final, en televisión también es importante que el espectador reconozca el lugar en el que se realizan los programas. Mejor aún si ese lugar se convierte en sitio emblemático en la percepción del público. Así la cadena hace marca con sus propios platós.  Así la cadena diseñó este teatro: como un icono televisivo que enseñar y del que fardar. 

Por tanto, que La Voz se realice en el teatro de Antena 3, y no en cualquier plató de alquiler externo, es una inteligente decisión que no es nada accesoria. El programa viene de Telecinco y necesita asociarse a Antena 3 con una diferenciación que crezca en los detalles. Y el plató es un detalle nada desdeñable. Al contrario, recuperar la imagen del añorado Teatro de Antena 3 valdrá a la cadena como valiosa ayuda para proyectar con más energía su imagen de factoría de programas de entretenimiento: Antena 3 no sólo ha comprado La Voz, hace en su sede neurálgica La Voz.

El lugar en el que se realiza la televisión es más importante de lo que parece y, en este caso, el Teatro de Antena 3 recuerda a años gloriosos de la cadena. Es más, cuenta con elementos que, bien utilizados, permiten nuevas posibilidades a este concurso musical. Porque este estudio, en el que también se ha rodado Velvet, se levantó para ser casi tan versátil como demandara la creatividad del creador de contenido. De ahí que tenga una gran capacidad técnica en su interior, pero también un gran hall, un vistoso acceso y una gran explanada en su exterior que puede servir para innovar en el talent show de las rojas sillas giratorias que ya prepara su retorno en un Antena 3 que quiere que se note que se hace en  Antena 3. Una oportunidad para propulsar su marca en entretenimiento si se aprovechan todos los elementos de los que se dispone.

Ahora en Portada 

Comentarios