Martes, 21.05.2019 - 11:37 h
Telediaria

Antena 3 compra 'La Voz' y evidencia la situación del mercado de formatos de entretenimiento

Y, de repente, Antena 3 se hizo con los derechos de La Voz. La cadena principal de Atresmedia ha preferido adquirir un programa veterano, asociado a su rival, que probar suerte con un nuevo formato. Saben que la marca de The Voice es poderosa y que se puede fortalecer dentro de un canal que se ganó el respeto del público con Tu cara me suena.

Este movimiento empresarial define la situación en la que vive la televisión actual, en el que las cadenas no quieren asumir demasiados riesgos. Prefieren una marca reconocida por el público -regreso de OT, fichaje de La Voz-, que comprar proyectos que aún no se han probado.

Lo que se traduce en un problema para la industria de creación en España. Existen productoras que desarrollan proyectos interesantes que nunca ven la luz porque nadie da la primera oportunidad. Mientras que nuestras series se exportan fuera, nuestros programas no pueden porque las cadenas nacionales no se atreven a comprar productos autóctonos.

En el universo de programas de entretenimiento las cadenas esperan a adquirir formatos de éxito fuera de nuestras fronteras. Aunque nuestra cultura sea diferente que a los países en los que funcionan estas producciones, las cadenas observan atentamente. El problema es cuando en el panorama internacional no destaca ninguna idea bien ejecutada. Como sucede ahora.

Entonces, las cadenas nacionales deberían probar proyectos con ADN cien por cien español. Igual se llevarían una sorpresa. Como ya pasó con Tu cara me suena u Operación Triunfo e incluso el mítico Un, dos, tres. Porque los programas más vistos de nuestra historia se crearon en España.

Pero la crisis económica ha propiciado una cultura empresarial de asumir menos riesgos. Es mejor adquirir los derechos por una marca asentada, que sabes que ya te trae público de base, que crear un proyecto completamente de cero. Así llega La Voz a Antena 3. Atresmedia ha ganado la champions de los talent shows para crear una contundente oferta de shows de entretenimiento, junto con Tu cara me suena, a tono con la estampa familiar de una cadena que proyecta pretendidamente una imagen de emisora que pone de todo pero en la que el espectador sabe que no se encuentra con cualquier cosa.

Ahora en Portada 

Comentarios