Miércoles, 20.02.2019 - 23:42 h
Telediaria

Así grababa Miguel Gila sus monólogos en Sábado Noche: cuando el arte rompe la frialdad de un plató

Las grabaciones de los programas espectáculo no siempre parecían un espectáculo. Ni siquiera olían a espectáculo. Silencio de concentración en plató, aplausos del público arrancados de forma artificial, un decorado apagado y artistas que grababan todas sus actuaciones seguidas, del tirón, sin interactuar con nadie, para luego ir dosificándolas en distintas galas durante años. Así sucedía en Sábado Noche, un show de variedades grabado en los Estudios Roma (ahora sede de Telecinco) y con el que TVE intentó amenizar a su público a finales de los ochenta.

Pero el programa no terminaba de amenizar porque se veía demasiado enlatado. Y es que, a diferencia de otros formatos de la época como Viva el espectáculo de Concha Velasco, este programa era demasiado enlatado. Un puzzle de presentaciones y actuaciones grabadas en diferentes días que recuerdan la importancia de dar una coherencia a la emisión de un show. No vaya a dar la sensación de refrito deslavazado sin ser un refrito.

El archivo de RTVE ha recuperado una tanda de grabaciones en bruto de Miguel Gila en este Sábado Noche. Grabó todas sus intervenciones seguidas, y luego el programa las fue distribuyendo en galas que se programaron en 1987 y 1988.

En estos años, la televisión ya se hacía como una rutinaria y práctica factoría en cadena en la que nada fallaba, pues si fallaba se repetía y listo.

Pero, en estas grabaciones que ha rescatado RTVE, Gila no repitió nunca. Aunque se trabara, aunque se le fuera un poco el texto monólogo: él incorporaba su imperfección y otorgaba más verdad a un rodaje que era puro artificio.

La magia de la tele se rompe un poco al ver estos gélidos brutos de grabación de Miguel Gila, donde también se encuentra el rodaje de actuaciones de Djavan y Boney M, que interpretaron Ma Baker, Daddy Cool, Rivers of Babylon y Rasputin.

Y la gélida mudez tensa de un plató esperando a que se empiece a rodar desaparece cuando entra en escena el maestro de la comedia. Entonces, lo gélido se convierte en televisión.

Si no puedes ver correctamente el vídeo, pincha aquí

Ahora en Portada 

Comentarios