Lunes, 20.01.2020 - 04:17 h
Telediaria

A Paz Padilla le dan las uvas: así intenta Telecinco frenar el efecto Cristina Pedroche

Ya es época de vender los nombres de los presentadores que darán las campanadas. A Mediaset no le ha ido demasiado bien en los últimos finales de año. La audiencia prefiere la tradición, solvencia y fuerza de TVE desde la Puerta del Sol, seguido cada vez más de cerca por la expectación que despierta Cristina Pedroche desde Antena 3.

Mientras, los de Telecinco se han quedado engullidos por ese efecto de especulación que genera Pedroche desde su competencia directa y se han quedado a la sombra, sin posibilidad de crear un acontecimiento desde sus canales. Una paradoja, pues justamente son expertos en crear la percepción de momentos históricos de instantes que no son para tanto. Así lo han intentado esta semana con Paz Padilla, que retransmitirá las uvas desde Mediaset junto a Jesús Vázquez. Tocaba vender la novedad y aprovechar que Padilla está presente en dos de los formatos más asentados en el canal, 'Got Talent' y 'Sálvame'. Como consecuencia, en ambos programas no se ha escatimado en todo un ritual para comunicar a sus espectadores la decisión de que Telecinco ha confiado las uvas a la presentadora y cómica. Casi como si fuera el encendido de la llama de los Juegos Olímpicos.

Primero en 'Sálvame', donde lo desvelaron con una catarsis festiva en la que cayeron globos del techo y hasta se preparó que bajara el público de la grada a abrazar a la propia Padilla al ritmo de un infinito bucle musical del reconocible 'Un año más' de Mecano. Daban ganas de comerse ya mismo las uvas.

Por su parte, en prime time, en 'Got Talent' se ovacionó a Padilla con un Santi Millán efervescentemente feliz ante tal hallazgo. En dos shows, parecía que estaban anunciando un hecho insólito, emocionante y que incluso nadie conocía. Aunque ya se hubiera dado a conocer en otro programa anterior. Da igual, en ambos casos bien de pompa y celebración. En Telecinco son expertos en vender humo y creen que así se despierta en el espectador la percepción de que Paz Padilla presente las uvas es un acontecimiento relevante. Y por eso se comunica como si le hubiera tocado El Gordo. Y ella, con su instinto televisivo, también grita muy entusiasta ¡Ay, qué ilusión!

No basta con una nota de prensa y una promoción tradicional. Mejor es narrarlo desde la pasión que proyecta la sensación de que se asistirá a un evento especial en el fin de año. Bien de hype, el problema es que el dueto entre Paz Padilla y Jesús Vázquez no desprende la suficiente originalidad o, en su defecto, morbo para descolocar el tablero de los últimos años en los que la bienvenida al 2020 podría aburrir al parecerse demasiado a la del 2019, 2018, 2017 y hasta 2016. Las cadenas arriesgan menos que nunca, están demasiado previsibles.

Es muy fácil atisbar ya el resultado de audiencias del día 1 de enero. Destacará Cristina Pedroche en Antena 3 con la especulación que propicia su vestido y liderará TVE con Anne Igartiburu y Roberto Leal, de nuevo.

Aunque Televisión Española, que lleva demasiado tiempo funcionando por inercia en el fin de año, debe afrontar también una regeneración en la manera de retransmitir las campanadas. Porque hay más formas de narrar este evento para recuperar nuevos públicos, lograr más prismas de un acontecimiento de tal calado y otorgar más relevancia a la atascada tradición del cambio de año desde la Puerta del Sol. Existen diferentes modelos con los que volver a asombrar y no desconectarse de la sociedad. El fin de año necesita un impulso para que la marca global de las cadenas saquen más provecho a esta celebración que es de las pocas que nos sigue reuniendo a todos frente al televisor.

@borjateran

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING