Primeros síntomas de la crisis

Cómo hacer que un refrito parezca un programa nuevo sin ser nada de eso

La incertidumbre económica por la crisis sanitaria propicia que las cadenas dejen atrás grandes inversiones y opten por formatos a muy bajo coste que hubieran sido descartados en otros tiempos cercanos.

Santi Millán en el decorado reutilizado de Telecinco en su estudio 6.
Santi Millán en el decorado reutilizado de Telecinco en su estudio 6.
Mediaset.

Got Talent' ha vuelto a Telecinco con lo mejor del mundo. Pero, para disimular que la propuesta son recortes de actuaciones que la audiencia ya ha visto en Youtube, el programa ha puesto a Santi Millán a introducir algunos mejores momentos. Los presenta desde el decorado de 'Gran Hermano VIP' que, después, fue reutilizado por 'Supervivientes' y, ahora, por 'La casa fuerte'. Esta vez, customizado con estrellas , también reutilizadas, por aquello que recuerde algo al logotipo del cazatalentos.  

Desde luego, Telecinco es la cadena que mejor amortiza sus platós. Con cuatro decorados puede producir la programación entera de toda su familia de canales. Y, en esta ocasión, el canal necesita justificar un refrito de tal magnitud en prime time con Millán vendiendo lo emocionante de 'lo nunca visto'. Aunque sea una actuación de hace 15 años.

Para atraer a más audiencia, se intenta lograr el contrapeso entre fragmentos internacionales y la resurrección de estelares números de las ediciones españolas, con un jurado de rostros más reconocibles. Al público de Mediaset le da igual quién es Simon Cowell, prefiere ver una y otra vez enfadarse a la versión autóctona: Risto Mejide.

Hace unos años, sería impensable que Telecinco programara en horario estelar un zapping de relleno con actuaciones en el extranjero de 'Got Talent'. Pero la realidad a la que asistimos apunta a que las cadenas van a proteger todavía más su inversión en el prime time. La incertidumbre económica por la crisis sanitaria propicia que la oferta televisiva sea más contenida y los grupos de comunicación elijan la mayor seguridad que otorga un formato 'lowcost'.

En este sentido, 'Got Talent: lo mejor del mundo' es un programa barato ya que sólo intenta entretener recopilando números infalibles que sorprendieron en otros países junto con el recuerdo de otras actuaciones españolas. El problema es que con el paso de las semanas la fórmula se va desgastando, pues evidencia que es un refrito y le falta imprevisibilidad. Ya se sabe, el suspense es uno de los motores de cualquier producto audiovisual. Y aquí de suspense poco. 

Justo lo contrario de otros nuevos espacios lowcost de Telecinco, que la cadena va rehaciendo sobre la marcha para aupar la cuota de pantalla cuando la trama decae. Es lo que sucedió la semana pasada con 'La casa fuerte': la absurda dinámica de la gala semanal del reality saltó por los aires para enfrentar a una concursante con los rumores  que ha ejercido la prostitución y que han ido alimentándose desde otros programas de la emisora. Y esta típica acción morbosa logró su objetivo. Subió la audiencia.

Mientras tanto, 'Got Talent' pasa desapercibido. Como suele suceder en los revival, con el paso de las semanas se desvanece el interés. La reposición no será una opción en la tele lowcost que viene. La salvación de las cadenas irá más va unida al formato en directo y al género del docushow, que al zaping que ya lo puedes ver con sólo un clic en plataformas online. 

Y si se produce un zapping, mejor introducir la imagen de archivo dentro de un formato bien definido con su presentador, personajes e incluso invitados que enriquezcan lo que se repone hasta transformarlo en contenido con chicha nueva, ya sea analizándolo, desmontándolo o contextualizándolo desde un entretenimiento mordaz. Es el truco para diluir el tufillo de zaping y transformar la necesidad en, de verdad, lo nunca visto. O, al menos, nunca visto así. Pero, claro, para esto hace falta contratar hasta algún guionista. Incluso quizá hacer un decorado nuevo... Ay, qué tiempos en los que se diseñaban decorados que realmente parecían nuevos. Hasta diferentes.

Mostrar comentarios