Martes, 22.01.2019 - 14:25 h
Telediaria

Cuando Enrique y Ana 'rompieron' en un especial navideño de 'Un, dos, tres' y no acertaron su futuro

Un especial infantil de Un, dos, tres... responda otra vez, un plató de televisión lleno de ilusionados niños y una aparición estelar de Enrique y Ana vestidos de Papá Noel. A primera vista, una estampa navideña perfecta. Pero, en realidad, todo estaba preparado para anunciar una ruptura: la despedida como dúo musical de Enrique y Ana.

Porque los cándidos especiales navideños también sirven para retransmitir la disolución de una pareja artística para la posteridad.

Un adiós televisado que supuso la desaparición de los medios de comunicación de Ana Anguita.“Yo espero seguir siendo artista, porque me gusta mucho”, pronosticó la niña prodigio de “la gallina co-co-ua“. No fue así. Después de estas palabras, estudió Ingeniería Informática y sólo reapareció, en 2003, para apadrinar un disco de una asociación contra el maltrato infantil.

No sucedió lo mismo con Enrique del Pozo que intentó, sin demasiado éxito, seguir su carrera en solitario hasta terminar reconvertido en presentador de espacios “adultos” como La noche prohibida, de Antena 3, o polemista de shows como Crónicas Marcianas. Su futuro tampoco tuvo nada que ver con el romántico deseo que expresó en aquel Un dos tres de 1983 cuando soltó que quería ser “el segundo Chicho Ibáñez Serrador”, declaración que fue respondida con una impulsiva y espontánea carcajada de la gran Mayra Gómez Kemp.

Esta ruptura también la comentamos en 'Julia en la Onda', junto con el análisis de otras curiosidades de la Navidad televisiva de este año

Ahora en Portada 

Comentarios