Lunes, 11.12.2017 - 14:27 h

El inesperado cambio de programación de Telecinco: su táctica para retener éxito

La que se avecina
La que se avecina vuelve a Telecinco

Telecinco se prepara para la batalla de las audiencias de este mes de octubre. La cadena principal de Mediaset ha repetido liderazgo en septiembre, con un 12,6% de cuota, pero también observa como sus rivales están emplazando bien su oferta de prime time, especialmente TVE.

Así que Telecinco ha movido ficha por sorpresa, reconfigurando sus apuestas en horario de máxima audiencia desde esta misma semana. Para empezar, el programa de Bertín Osborne cambia de horario de miércoles a lunes. De esta forma, Mediaset logra alejar el espacio de entrevistas de una serie como Tiempos de Guerra.

El primer enfrentamiento entre Tiempos de Guerra y Osborne se saldó con el cantante como ganador, pero tenía una entrevistada que conecta con parte del público objetivo del serial de Antena 3. Se trata de Paz Padilla, que tuvo tirón entre mujeres y público de Andalucía, haciendo pupa a la ficción de época.

Pero no sucede lo mismo con otros invitados. Así que Telecinco cambia de día Mi casa es la tuya y lo protege en un prime time más fácil, con contenidos complementarios (El Ministerio del Tiempo en La 1 y la última entrega del docushow Me cambio de década en Antena 3)

En el hueco que deja en miércoles, la cadena lanza lo nuevo de La que se avecina. La comedia del patio de vecinos es infalible en audiencias y atrae a un público joven. Con la táctica de posicionar en esta franja esta teleserie, además, Telecinco se acoraza ante el inminente estreno de la remozada academia de OT. El motivo está en que se especula que Operación Triunfo se instalará en los miércoles y, de esta forma, Mediaset ya cuenta ahí con un producto consolidado, que puede dificultar el éxito del talent de cantantes en La 1. Un formato musical que también tiene su baza en menores de 30 años, como La que se avecina.

Toda una táctica de programación que se ha cobrado, de momento, una víctima: el 'última hora de Gran Hermano', que ha suspendido con mínimos en audiencia la pasada semana (se quedó en un 5,5 por ciento el martes). Como consecuencia, la cadena se ha planteado no sobreexponer a su reality estrella GH y colocar los capítulos de su particular señora Doubtfire en la segunda noche de la semana. Ella es tu padre, por tanto, luchará frente a El incidente y el imparable MasterChef Celebrity. Será un reto difícil, pues su tendencia de aceptación social es menguante.

Lo que no sufre variación es La Voz. El talent de las sillas giratorias sigue en su ubicación en los viernes, como intento de aplacar el buen rendimiento de Tu cara me suena (los imitadores ganaron en el primer enfrentamiento). También se mantiene la tradición de GH en los jueves. La cadena confía en que el reality vaya creciendo a medida que surjan tramas en la convivencia de la casa y el público empiece a conocer a los concursantes. A su favor, está que GH cuenta con una base de fieles que no falla nunca a la cita y que, de momento, se mantienen en las galas principales.

Un vaivén de programación como consecuencia de una temporada que se prevé muy competitiva, ya que TVE se está rearmando con productos como MasterChef Celebrity, la expectación del retorno de OT y el éxito de la serie Estoy vivo en los jueves. Telecinco ha movido ficha para blindar su parrilla y protegerse de unos rivales dispuestos a aprovechar la pérdida de fuelle de Gran Hermano y sucedáneos. La marca GH ya no sirve a Mediaset como comodín indestructible a diario. Ahora La que se avecina es su principal reclamo para disparar el share.

Ahora en portada

Comentarios