OPINION

'El Ministerio del Tiempo': la inspiradora toma falsa que no has visto (vídeo)

Descarte de grabación de 'El Ministerio del Tiempo'
Descarte de grabación de 'El Ministerio del Tiempo'

Un rodaje es un ejercicio de equilibrio entre diferentes oficios que buscan la perfección. La cámara, la luz, el sonido, la dirección... y, por supuesto, la interpretación. Lo que convierte cualquier grabación en un arduo proceso en el que hay que repetir y repetir hasta encontrar la toma en la que todos los elementos están abrazándose con armonía. Al final, rodar representa el trabajo en equipo en su máxima expresión. Como en tantas profesiones. La suerte es que aquí se puede repetir.

Asistir a un rodaje de 'El Ministerio del Tiempo' supone vivir la orfebrería que hay detrás de una ficción pero, además, también supone inmiscuirse en el trasvase de experiencia entre generaciones que atesora la producción. Más aún si observas con atención la manera en la que trabaja el curtido elenco de intérpretes por los que apuesta esta serie que, en gran sentido, es un homenaje a los contadores de historias.

En ese viaje a las tripas de 'El Ministerio', es fácil chocar con detalles inspiradores. Aunque, en la sociedad del usar y tirar, parezcan superfluos. Efectos colaterales de una televisión que vive demasiado el presente sin tomarse tiempo para aprender del rico bagaje de su historia.

Así que abrí bien los ojos y cuando estuve en la grabación del capítulo previo 'Antes de que no haya tiempo', que se lanzó hace poco más de una semana y que es la antesala del estreno de la nueva temporada el martes 5 en La 1, me emocionó ver repetir y repetir el texto a Jaime Blanch (Salvador), Francesca Piñón (Angustias) y Manolo Cal, que interpretaba a Pérez Galdós. Todos en busca de la mejor secuencia. Lo que normalmente es aburrido si no estás implicado en la producción, esta vez fue revelador. Tres míticos de nuestra escena, curtidos en horas y horas de platós, desarrollando su oficio con una curiosidad tan vivida como joven.

Aunque se equivoquen. Aunque tengan que repetir porque un nuevo fallo ha provocado otro descarte de grabación, este descarte de grabación también deja para la posteridad el valor de la sutil frase que inspira: "Nosotros, piña siempre", dice Manolo Cal en un espontáneo reflejo de compañerismo. Así anima ante la frustración del equivocarse y tener que volver a empezar cuando el reloj apremia.

'Nosotros, piña siempre' no se vio en el episodio, claro, era una toma falsa. Pero representa que regodearse en el fallo no sirve de nada. Hay que seguir intentándolo trabajando en equipo, en piña. Y no quedarse bloqueado, continuar hacia adelante. Una inspiradora declaración de intenciones que da la sensación que está en peligro de extinción en épocas sociales en las que en la política y los medios manda la polarización del enfrentamiento teatralizado que separa a la sociedad a través de la proclama agresiva y simplista. Nos deleitamos en lo que bloquea más que en lo que soluciona. Más constructivas 'piñas' al estilo de Manolo Cal, por favor.

PODCAST ))) Entrevista a Pablo Lara, productor transmedia de 'El Ministerio del Tiempo' y guionista 

Mostrar comentarios