Lunes, 11.12.2017 - 21:50 h

El misterioso corte en la charla entre Bertín Osborne y Pepe Navarro en Telecinco

Pepe Navarro en Mi casa es la tuya.
El momento en el que Navarro anuncia que vuelve.

El popular 'campechanismo' de las entrevistas de Bertín Osborne tiene sus consecuencias. A veces, el invitado puede hablar más de la cuenta y, después, arrepentirse. Es lo que ha sucedido en la pasada emisión de Mi casa es la tuya con la visita de Pepe Navarro durante el programa dedicado a Florentino Fernández, Dani Martínez y Lara Álvarez.

En el sofá de la casa de Bertín, Navarro fue preguntado con qué programa regresaría a televisión y respondió. Vamos, que si respondió. De hecho, confirmó su vuelta. Tanto que el espectador se quedó con las ganas de escuchar la disertación completa, pues el programa cortó de cuajo la argumentación e introdujo una canción con emocionales planos de la charleta para, de esta forma, cambiar sutilmente de tema...

Por momentos, daba la sensación de que -con la música y los planos ralentizados de los sonrientes invitados- se estaba retrasando la explicación de Navarro sobre su próximo retorno televisivo. Parecía que el formato pretendía crear expectación y estirar el exclusivo momento, eso que abunda tanto en la tele de hoy. Pero no. El indiscreto tema no continuó tratándose en el show de Telecinco, que por cierto es la cadena en la que podría regresar Navarro con un nuevo espacio hecho a medida.

Dentro del grupo Mediaset se perfila un retorno esperado, el del hombre que descolocó las noches de la televisión en España. Lo hizo importando el sello del late night norteamericano -el comunicador sentado en un escritorio delante de un skyline de edificios- pero, al mismo tiempo, adaptándolo a su personalidad. Así, a diferencia de los yankis, su formato contenía menos comedia y más temas de índole de magacín, donde cabían desde las tripas del corazón hasta escabrosos sucesos.

La vía navarro

Su testada fórmula del éxito

Tras vivir en Estados Unidos, Pepe Navarro regresó en 1989 a TVE con el formato matinal El día por delante, un espacio en el que ya probó las claves de su éxito posterior: un magacín de actualidad, enriquecido con surrealistas personajes que rompían el rimo del programa a través de un reconocible humor. Ahí trabajó, por ejemplo, un joven Javier Bardem. Años más tarde, repitió la fórmula en Antena 3 e incluso Navarro hizo pupa en audiencias al reinado matutino de María Teresa Campos. Ya tenía rodados los mimbres con los que crearía el fenómeno de Esta noche cruzamos el Mississippi.

Navarro quiere volver a la primera línea, y se lo dijo a Bertín en Mi casa es la tuya. Es el efecto osbórnico que, a veces, hace sentir al invitado como en su hogar. Pero tal vez era demasiado pronto para contarlo, porque aún la vuelta no está del todo cerrada. Lo que parece claro es que será en Mediaset, en Telecinco en Cuatro o viceversa, y que pronto lo descubriremos. Aunque pinta que ya no repetirá su testada e identificable fórmula del éxito. Ahora, Navarro vuelve reinventándose.

Ahora en portada

Comentarios