Martes, 24.04.2018 - 07:06 h

Esto es un formato 'killer': el programa que necesitaba Movistar Plus (y ya lo tiene)

Paula Vázquez
Kill Vázquez.

¿Vuelve Fama, a bailar? Paula Vázquez ha lanzado un vídeo en su Twitter que remite al retorno del recordado concurso de bailarines. En el vídeo, que termina con la imagen oficial de Movistar Plus -para que no existan dudas del lugar en el que se emitirá-, la reconocible voz de Paula invita a recordar el espacio que revolucionó la sobremesa de Cuatro

De hecho, la emocional locución de la presentadora se entremezcla con la mítica e identificable canción de la película, Fame, y con una imagen borrosa en la que se atisba a unos bailarines. Es evidente, las pistas son demasiado obvias: vuelve Fama, a bailar. Pero, en realidad, la compañía de Telefónica no ha realizado aún un anuncio oficial, sólo ha acudido a través de Paula al ámbito en el que se encuentran el público objetivo del programa, las redes sociales, para que, en su hábitat natural, se conozca la noticia y, más importante aún, se imagine cómo será el formato.

Y así ha sido. Nadie ha dicho que regrese ese Fama que todos recordamos, pero su público objetivo -desde las redes sociales- ya se han puesto a especular cómo será el regreso de ese Fama, que recuerda. Se trata de una campaña de comunicación redonda: sin inversión publicitaria ni oficialismos, la fuerza de la nostalgia reciente hace (casi) todo el trabajo.

Primer objetivo conseguido por parte de Movistar Plus, que necesitaba urgentemente un formato killer. Y Fama lo es.

Pero, ¿qué es exactamente un programa killer? Un buen canal de televisión, más aún dentro de una plataforma de pago, necesita un programa acontecimiento de cabecera, que otorgue visibilidad a la programación de la emisora gracias a que se propaga como un virus en la conversación entre los espectadores. Una meta que hoy en día se consigue sabiendo aprovechar el boca a boca que fluye en las redes sociales. Porque la televisión de hoy se hace más grande a través de los comentarios en las redes sociales y la presencia en plataformas como Youtube.

El formato original de Fama a bailar conjuga el concurso con la enseñanza y la convivencia. Si cuenta con un canal 24 horas en Youtube y consigue un casting con un reflejo social realista (y cierto grado aspiracional por parte del público), como está sucediendo en el actual Operación Triunfo, Movistar Plus se asegura una repercusión social que puede acercar los contenidos de su plataforma a un nuevo espectro de público con ayuda de las redes sociales. Sólo se necesita que los más jóvenes se pueden involucrar en el devenir de la vida de la escuela de baile.

Porque el formato que recordamos como Fama, a bailar no sólo es un concurso de bailarines. Se trata de un reality show en el que existe evolución, profesional y personal, entre concursantes y profesores. En la Academia recibirán clases y también visitas, lo que será un ambiente perfecto para presentar contenidos de la plataforma de forma inclusiva y no invasiva. De esta forma, podrán aparecer actores de las series de Movistar y presentadores de los programas del canal Cero (#0) con apariciones estelares que sembrarán en redes el interés por la plataforma.

Al final, eso es un formato Killer: un espacio acontecimiento transversal que moviliza la conversación del público. Un formato que no crea indiferencia y que levanta pasiones enfervorecidas de fan. Un programa que llena "carpetas" y favorece que el espectador especule con lo que ve y lo que no ve. Esa es una asignatura pendiente de Movistar Plus: el reality show en directo del que hasta sus detractores dedican mucho de su tiempo a hablar de él, y Fama puede cubrir tal cometido.

La resurrección de la fórmula ya cuenta a su favor con Paula Vázquez como presentadora, una comunicadora tan querida por el público que es un valor añadido para un regreso que, también, tiene otro aliado: la expectación que despierta la fuerza de la nostalgia más cercana, el tirón de la melancolía por un mitificado éxito televisivo reciente.

Ahora en portada

Comentarios