Jueves, 14.12.2017 - 07:01 h

FlixOlé: el nuevo Netflix del cine español que Marta Sánchez no querrá ver

Logotipo del 'Netflix' español
Logotipo del 'Netflix' español.

Enrique Cerezo es el gran magnate de nuestro celuloide. El presidente del Atlético de Madrid cuenta con los derechos de emisión del mayor catálogo del cine made in Spain -el 80 por ciento- y, ahora, ha decidido explotar gran parte de su extensa 'cineteca' a través de una nueva plataforma bajo demanda. Se llama FlixOlé y, aunque el nombre parece una facilona broma por su clara referencia a Netflix, la propuesta esconde el mayor videoclub in streaming de películas españolas de todos los tiempos.

Por 2,99 euros al mes, FlixOlé supone barra libre para títulos esenciales de directores como Luis García Berlanga, Aléx de la Iglesia, Fernando Trueba, Pilar Miró, Pedro Almodóvar, Imanol Uribe o Carlos Saura. Sin olvidar los grandes clásicos de 'Cine de Barrio', toda una catarsis nostálgica. Es más, la plataforma cuenta con una (extensa) sección sólo para Paco Martínez Soria. De hecho, el lanzamiento invisible de FlixOlé tiene mucho de aquella España de Martínez Soria. El estreno de la plataforma online ha sido tan silencioso que ni han previsto crear un usuario propio de Twitter. Eso sí, la picaresca nacional ya ha actuado y un anónimo ha registrado FlixOlé en la red tuiteara. Lo ha hecho dejando un mensaje en la biografía del perfil para el propio mandamás de la compañía: "Cerezo, llámame", dice. Genio y figura. Un homenaje al genero de la españolada y a películas como Los Tramposos, sin duda.

Pero hay que celebrar la llegada de FlixOlé, pues su catálogo atesora lo mejor -y también algo de lo peor- de toda la historia de nuestro cine. Una valiosa propuesta, ya que FlixOlé contiene infinidad de títulos descatalogados, imposibles de encontrar ya en DVD o consumir en otras plataformas. Entre icónicas películas que estaban (casi) desaparecidas, se encuentra por ejemplo Supernova, que protagonizó una novata Marta Sánchez haciendo dos papeles a la vez, de una diva pop y de un clon robótico de esta misma diva pop. Muy loco. Su interpretación no quedaba en demasiado buen lugar y por suerte -para ella, que ahora reniega y esquiva cualquier pregunta sobre su debut cinematográfico- la película era complicado de encontrar más allá de algunos clips en YouTube. Hasta el encendido de FlixOlé, que pone este peliagudo filme a disposición del usuario en su destacada sección "Para no pensar". Tal cual.

Supernova en FlixOlé
FlixOlé atina etiquetando sus películas.

Desde luego, la plataforma, tal vez para estar a tono con nuestra idiosincrasia, ha llegado lúcida con el título de los epígrafes de sus diferentes categorías: que si "Con D de drama" -donde se pueden encontrar Las 13 Rosas, Asfalto o La Lengua de las Mariposas-, que si "Thriller de pata negra" -donde está Plenilunio, La caja 507 o Tu nombre envenena mis sueños-, que si "¿Te hace una romántica?" -donde aparecen cintas como Nada en la nevera, Tranvía a la Malvarrosa, El amor perjudica serieamente a la salud o Two Much- o que si "Spain is diferent" -donde destacan La Vaquilla, Huevos de Oro o Jamón jamón". Hay mucho sentido del humor, y se agradece.

Los girasoles ciegos, La muerte de Mikel, Sucedió en el Norte, Makinavaja, Belle Epoque, La Comunidad, Vacas, La carta esférica, Son Citroen, Gordos... Son otros títulos que ya están en FlixOlé con un sólo clic. Un competitivo catálogo que, aunque también cobija títulos internacionales propiedad de Cerezo, se irá abriendo camino por sí solo como la vía de acceso bajo demanda a la más completa historia de nuestro cine. En este sentido, la tarifa plana de 2,99 euros de FlixOlé es prácticamente un precio simbólico con respecto a todo lo que ofrece.

Porque lejos de postureos, odas a todo lo norteamericano y complejos con la propia cultura audiovisual española, FlixOlé no tendrá la serie de moda norteamericana, el último estreno del blokbuster yanqui de turno o una millonaria campaña publicitaria, pero su catálogo sí que explica qué es España y cómo ha evolucionado en el último siglo su cinematografía y, por ende, nuestra propia sociedad: la España de las últimas décadas radiografiada a través de los creadores de su cine. La España que va desde La Violetera a Mi gran noche. Y en eso de radiografiarnos, el catálogo de Cerezo no tiene rival.

Ahora en portada

Comentarios