Miércoles, 18.09.2019 - 08:12 h
Telediaria

'Got Talent 2019' ya tiene una gran ganadora y no participa en el concurso

Got Talent' ha vuelto a Telecinco. Esta vez, sin un gran teatro. El inmenso Coliseum de Madrid ha dado paso a un más pequeño teatro Victoria de Barcelona. Tampoco está Jorge Javier Vázquez ni Eva Hache en el jurado. Ahora, acompañan a Edurne y Risto Mejide dos actrices con un talante complementario: Eva Isanta y Paz Padilla.

El programa ha jugado bien los cambios a su favor. De hecho, esta edición de 'Got Talent' ya tiene una ganadora. Y no es nadie que se haya presentado a un casting de cazatalentos en un país en las que han existido demasiados castings de cazatalentos en los últimos tiempos.

La gran triunfadora de 'Got Talent' es Paz Padilla. Su risa, sus comentarios, sus miradas, su emoción e incluso sus susurros van impregnando al relato de cada actuación de una pegadiza espontaneidad, que enriquece el programa.

Porque Padilla en 'Got Talent'  transmite el mayor secreto del éxito televisivo: contagia verdad. Traspasa. Remueve. Levanta un espectáculo en el que a través de los ojos de Paz da la sensación que no todo lo hemos visto ya antes. Aunque, en realidad, lo hayamos visto antes.

'Got Talent' ha recuperado a esa Paz Padilla traviesamente emocional que conquistó hace tres décadas la televisión y que, en cambio, la supervivencia televisiva le ha expuesto en otro formato como 'Sálvame', en el que no siempre ya hay demasiado margen para su comedia con un punto infantil. Una lástima, porque tal vez de eso es lo que necesita más 'Sálvame' en este 2019 en el que cumple una década en emisión.

got montaje

Las emociones (y los personajes) que crecen en la edición

'Got Talent' no oculta que es un programa grabado. Pero los cortes de edición no restan verosimilitud y hacen bien su trabajo, que no es otro que incentivar la fuerza emocional de cada número. Un programa que, además, dibuja muy bien los caracteres de sus protagonistas. Este año, convirtiendo a Edurne en la juez más dura entre cierta guasa de sus compañeros. El montaje crea una historia de este devenir y lo potencia plasmando una trama transversal que facilita mejor la misión del show de intentar que el espectador se quede hasta el final.

Padilla ya es la ganadora de 'Got Talent', pues su trabajo en este programa vuelve a poner en la palestra mediática su capacidad de levantar un prime time con la naturalidad de estar disfrutando siendo ella misma.  Tan difícil en los medios de comunicación: encajar con el resto de las piezas del puzzle de un programa hasta poder ser cien por cien uno mismo. En este caso, en 'Got Talent' sucede: el arte de la incontrolable y sensible picaresca de Paz Padilla brilla.

Ahora en Portada 

Comentarios