Domingo, 17.02.2019 - 09:55 h
Telediaria

'Hora Punta': por qué el programa de Cárdenas es un grave problema para TVE

Javier Cárdenas en 'Hora Punta'
Javier Cárdenas y un titular devastado.

Televisión Española ha renovado el programa de Javier Cárdenas por tres meses más, hasta finales de marzo. La cadena pública se rinde a Hora Punta a pesar de la dudosa calidad de sus contenidos, a pesar de las constantes críticas -en redes sociales y en el defensor del espectador de TVE- y a pesar de los nefastos datos de audiencia que atesora el formato.

Un programa de ajuste que se utiliza para retrasar el horario de comienzo de la oferta de máxima audiencia -que cobija formatos como el talent OT, la serie Traición, el talent MasterChef o la serie Estoy Vivo- para protegerla de una franja de mayor competencia. Pero esta táctica, al mismo tiempo, también hace pupa a esa misma oferta de prime time que pretende cuidar, ya que el espacio dirigido y presentado por Javier Cárdenas despide cada entrega con unos pobres datos de share.

Hora Punta supone un grave problema para TVE: dinamita la imagen de la cadena y desvirtúa el comienzo del prime time. Sin ir más lejos, esta semana, el estreno de la ficción Traición, con Ana Belén como cabeza de cartel, arrancó con un bajo 8,3 por ciento de share, herencia recibida del show de Cárdenas. A pesar de ello, la serie logró una curva de cuota de pantalla ascendente que terminó en un 18,7 por ciento de share. Sin embargo, con un comienzo tan débil, la media en audiencia de la serie se queda en un 13,7 por ciento de cuota de pantalla.

No es nada nuevo. Idéntico caso sufren Operación Triunfo, MasterChef, Estoy Vivo o Cuéntame cómo pasó, que deben remontar la mala cuota de pantalla que reciben de Hora Punta. Cárdenas sirve para retrasar el comienzo de los programas pero, a diferencia de El Hormiguero, deja un lastre de pocos espectadores a los formatos que precede.

El principal motivo del mal rendimiento de Hora Punta está en que el show cuenta con un contenido desfasado y sensacionalista, que crea cierto rechazo en el espectador. Es un formato sin mirada propia. Sólo se construye a través de un batiburrillo de ideas fáciles, de una televisión sin trasfondo creativo ni aporte social

La rabia y frustración que genera en el público la fórmula de Hora Punta de Javier Cárdenas, encima, deteriora la imagen de TVE. Pero da igual, el programa ha sido renovado como decisión contracorriente. Da la sensación de que, a veces, cuanto más indignación causa un contenido más ganas da a la dirección de la actual Televisión Española de perpetuar ese contenido. Aunque no aporte nada más que restar cuotas de share y credibilidad a una emisora que debe contar con productos que aporten creatividad y no irritación.

Lejos quedaron aquellos tiempos en el que se pegaba la gran oferta de prime time justo después de la emisión de El Tiempo para no perder a esa gran afluencia de público que siempre reúne el parte meteorológico, con sus isobaras y sus pronósticos. Lejos quedó aquel tiempo.

Ahora en Portada 

Comentarios