Martes, 16.07.2019 - 23:01 h
Telediaria

Isabel Pantoja nunca fue una concursante más en 'Supervivientes'

Nunca fue una concursante más. Isabel Pantoja ha reaparecido en el plató de 'Supervivientes' como la protagonista del culebrón nacional que es. Incluso, nada más entrar, ha recibido un ramo de flores. Inaudito y agravio comparativo con el resto de participantes. Pero ellos ya saben que la tonadillera no ha ido a la isla en sus mismas condiciones. Porque 'Supervivientes' no deja de ser un programa de televisión e Isabel Pantoja no deja de ser Isabel Pantoja.

Una diva del folclore popular que maneja muy bien las artes de la emoción televisiva. No ha llegado a la final, por un traspiés de salud que nadie explica muy bien, pero Mediaset se ha asegurado así arrasar en audiencias dos veces: en la final y en la semifinal con su aparición en solitario, con la pompa de no compartir plano con otros participantes y con la posibilidad de desarrollar en el estudio una larga entrevista de Jorge Javier Vázquez sin que nadie reste foco a la cantante.

Y para disparar las cuotas de pantalla había que dejar para muy al final esa entrada al estudio de la folclórica. No ha entrado en escena hasta las doce menos cuarto de la noche, cuando ya no hay tanta competencia y es más fácil mermar la segmentación de share. Ha sido a esa hora, por tanto, cuando se ha activado el ritual para que todo el consumo televisivo se centrara alrededor de Telecinco.

[Te interesa leerPantoja, desolada al reencontrarse con sus hijos y enterarse de que no se hablan]

Entonces, una foto de Pantoja con sus hijos cuando era sólo unos cándidos niños se ha proyectado en la gran pantalla del estudio. Entonces, han entrado los hijos al plató para recibir a su madre. Entonces, se ha abierto la puerta-pantalla.  Entonces, ha reaparecido La Pantoja tonadillera, la artista folclórica.

De hecho, la virtud y el defecto de la entrevista ha sido que Pantoja ha estado con el chip de artista folclórica diva prácticamente todo el rato. A diferencia del concurso, donde no ha rehuido de mostrar su temperamento, en la charla no ha estado relajada y ha activado una pose que no olvidaba las cámaras.

Isabel Pantoja ha controlado más a Telecinco que Telecinco a Isabel Pantoja en un prime time en el que sus caras han ganado a los titulares grandilocuentes que muchos esperaban. Porque, en su regreso, Pantoja  parecía haber interiorizado que es más fácil atraer la complicidad del público con un melodramático gesto de emoción que perderse en intentar explicaciones que pueden acabar malinterpretadas.

Isabel Pantoja fuera de Supervivientes
Isabel Pantoja, perfecta para el plano de reacción

Bien de caras, pues. La gala de 'Supervivientes' ha sido un no parar de muecas expresivas, perfectas para atrapar al espectador con una intensidad emocional en planos de reacción.

Isabel Pantoja e hijos en Supervivientes
La familia.

Pantoja no ha descansado de regalar los primeros planos que necesitaba la televisión para poder seguir narrando con destreza y cierto morbo esa historia de telenovela que quizá sea tan interminable porque ella atesora una intuición increíble para la sobreactuación. 

Isabel Pantoja Supervivientes
isabel Pantoja en su entrevista en 'Supervivientes'

Es la intensidad melodramática que sólo alcanzan las grandes reinas del culebrón. Pantoja lo es, es la dama protagonista de un serial que todo el mundo conoce, pero con una complicación añadida. Ella no interpreta un personaje, hace de sí misma con una magnética altanería teatral. Su forzada expresividad no se relaja en plató y, al mismo tiempo, con un ramo de flores en los brazos, no puede disimular que nunca fue una concursante más de 'Supervivientes'. Imposible. Es la Pantoja, Isabel Pantoja. Dientes. Dientes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios